Comienza la tercera fase de la restauración de la Glorieta de Bécquer del parque de María Luisa

Más obras en la Glorieta de Bécquer
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA
Publicado 02/04/2018 19:00:53CET

SEVILLA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla ha iniciado este lunes la tercera fase de la restauración de la Glorieta de Bécquer del Parque de María Luisa, que completa la recuperación de la imagen original tanto del conjunto escultórico como de su entorno inmediato. Los trabajos que culminarán el proyecto consisten en la instalación de tres grupos de elementos pétreos y metálicos que desaparecieron con el paso del tiempo, como bancos de mármol, un carcaj y un arco de bronce como los que tenía el ángel yacente y un nuevo anaquel de mármol, en cuya fabricación se ha atendido a modelos originales.

Esta tercera fase del proyecto ha contado con un presupuesto de 32.180 euros, que se agregan a la profunda restauración del monumento acometida en 2016 y que incluyó el desmontaje completo y posterior instalación del grupo escultórico, a cuenta del crecimiento de las raíces y el tronco del árbol en torno al cual se dispone este grupo de esculturas.

"En total, han sido 101.534 euros para la recuperación de la imagen original y el esplendor de principios del siglo pasado, cuando se creó el conjunto monumental dedicado a Gustavo Adolfo Bécquer y que tiene una enorme simbología para el Parque de María Luisa y para Sevilla", ha dicho Antonio Muñoz, concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo.

Antonio Muñoz y el concejal responsable de Parques y Jardines, David Guevara, han realizado este lunes una visita al inicio de estos últimos trabajos, junto con el director general de Medio Ambiente y Parques y Jardines del Consistorio hispalense, Adolfo Fernández, así como la presidenta de la Asociación Cultural 'Con los Bécquer en Sevilla', Pilar Alcalá.

El edil ha anunciado, asimismo, que una vez que terminen los nuevos trabajos en la Glorieta de Bécquer, este entorno tendrá especial protección, con un "horario específico de apertura y cierre" que no coincidirá con el general del propio Parque de María Luisa. El objetivo -ha añadido- es reforzar la vigilancia y la protección del conjunto escultórico sobre todo en horario nocturno para así evitar el vandalismo. De hecho, tras la primera fase de restauración sufrió un acto vandálico que acarreó la pérdida de un dedo en una de las esculturas, que fue posteriormente repuesto.

MÁS SEGURIDAD

Esta misma semana entra en vigor, además, el nuevo sistema de seguridad para los parques y zonas verdes de la ciudad, que según Guevara "duplica" los recursos destinados a proteger el patrimonio natural de los actos vandálicos. Este contrato dispone de una asignación presupuestaria de 206.673 euros para seis meses, mientras que hasta ahora esa era la cuantía "para todo un año".

En concreto, el contrato incluye dos equipos compuestos cada uno por un vigilante y un vehículo que hará rondas por los distintos parques y jardines históricos durante las 24 horas del día y que se responsabilizará de la apertura y cierre de aquellos espacios verdes gestionados con recursos propios municipales: jardines históricos, Parque de los Príncipes y Parque Amate. El nuevo servicio dispondrá de una bolsa de horas para atender situaciones de emergencia como alertas meteorológicas, eventos y otras cuestiones.