El comité de Tussam espera "respuesta" de Espadas a su petición de reunión y prepara un reparto de octavillas

Publicado 27/11/2019 18:49:04CET
Protesta de los trabajadores de Tussam ante el Ayuntamiento
Protesta de los trabajadores de Tussam ante el Ayuntamiento - CEDIDA

SEVILLA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos con representación en el comité de empresa de la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam); la Agrupación Sindical de Conductores (ASC), el Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), CCOO y CGT, no han obtenido aún "respuesta" de la petición de entrevista cursada al alcalde, el socialista Juan Espadas, al objeto de aclarar si la compañía contará finalmente con suficiente financiación desde los presupuestos municipales de 2020 para evitar "externalizaciones", reducciones de servicios o mermas de empleo.

El presidente del comité de empresa, Emilio Cubero (SITT), ha recordado a Europa Press que recientemente, el portavoz adjunto de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, aseguraba que dentro del acuerdo entre su formación y el Gobierno local del PSOE para los nuevos presupuestos municipales, la coalición de izquierdas había introducido cambios en las transferencias para Tussam, al objeto de "desechar la idea de privatizar o externalizar líneas".

Fruto de tales palabras, los sindicatos de Tussam desconvocaban la concentración prevista ante el Ayuntamiento coincidiendo con el pleno ordinario de este mes, apostando por "solicitar una reunión" con el alcalde, Juan Espadas (PSOE), para que aclare cuál es el tratamiento concreto de Tussam en el nuevo presupuesto.

A día de hoy, según Emilio Cubero, su petición de entrevista aún no ha obtenido "respuesta", por lo que los representantes de la plantilla seguirán insistiendo en ella. Además, los sindicatos promueven un "reparto de octavillas" entre la ciudadanía de cara a los próximos días, para dar cuenta de la situación a la población.

LA REUNIÓN CON ESPADAS

Y es que en una reciente reunión previa entre el alcalde y los representantes de la plantilla, habría quedado de relieve que de cara a 2020, Tussam afronta la incidencia de la regla máxima de gasto estipulada para las administraciones por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Si bien Espadas ha anunciado que el proyecto presupuestario de 2020 crecerá un 6,5 por ciento con relación al vigente presupuesto, incrementando un 9,5 por ciento las transferencias a Tussam hasta alcanzar prácticamente los "topes legales", el SITT avisa de que el "estricto control de la regla de gasto" impediría que el presupuesto propio de Tussam "crezca en cinco millones de euros, los que se necesitan para mantener la oferta prevista con las correspondientes contrataciones" temporales de miembros de la bolsa de empleo.

Además, dicha incidencia de la regla de gasto trasciende en un escenario en el que el 31 de diciembre de este año expira el actual convenio colectivo de Tussam, nacido ya de una propuesta que recogía un alza salarial al máximo que permitiesen los Presupuestos Generales del Estado, así como diversas primas como una anual de 530 euros ceñida al "tiempo efectivo de trabajo" y al requisito de no contar con "más de diez ausencias" al año.

A tal efecto, recordemos que el presupuesto de 2018 de Tussam contaba con unos gastos previstos de 116,6 millones de euros entre los cuales el capítulo correspondiente al personal, es decir la plantilla, suponía 72,2 millones de euros frente a los 70 millones de euros fijados para el año 2017.

"COMPLICACIONES"

En cualquier caso, con la mesa negociadora del futuro nuevo convenio colectivo ya constituida, la reunión con Juan Espadas sirvió para poner de relieve que la mencionada regla de gasto "condiciona" y genera "complicaciones" en la negociación del nuevo texto laboral, abogando supuestamente el primer edil y los sindicatos por "propuestas" mediante las cuales no haya una "vuelta atrás" en aspectos como la restitución la jornada laboral de 35 horas semanales, reinstaurada en noviembre de 2018, ni medien "reducciones de la oferta" de servicios públicos de la empresa ni "la externalización" de alguno de los mismos.

CGT, de su lado, exponía además que las aludidas "complicaciones" pondrían "en riesgo" las "expectativas" de los cerca de 150 miembros de la bolsa de empleo de Tussam, quienes gozan de las contrataciones temporales, así como los servicios de la empresa.

Contador

Para leer más