Concluye la campaña de poda en un millar de árboles de gran tamaño en avenidas y plazas de Alcalá de Guadaíra (Sevilla)

Sevilla.- Concluye la campaña de poda en un millar de árboles de gran tamaño en avenidas y plazas de Alcalá de Guadaíra
AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA
Publicado 09/05/2019 14:09:25CET

   ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 9 May. (EUROPA PRESS) -

   Cerca de un millar de árboles de gran porte han recibido tratamiento de poda y desinsectación en avenidas y plazas de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), en el marco de la campaña anual llevada a cabo por el Ayuntamiento para garantizar la seguridad y la salubridad en la vía pública.

   Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, la actuación comenzó a finales del año pasado y tiene como principal objetivo evitar la caída de ramales y la proliferación de plagas dañinas tanto para las plantas como para las personas.

   La campaña de poda se ha llevado a cabo en ejemplares de melias, jacarandas, olmos, plátanos, pinos, ficus, sófaras, cersis y robinias, entre otras, situados en la avenida Santa Lucía, la Constitución, 28 de Febrero, plaza de los Derechos Humanos, calle Lugo, plaza de las Cortes, avenida de los Claveles, calle Almería, plaza de la Paniza, avenida Duquesa de Talavera, plaza Conde de Colombí, plaza de España, plaza Miguel Fleta, avenida Mar Cantábrico y Centro Luis Velázquez Peña.

   Además de la intervención programada a lo largo del año, desde Servicios Urbanos se atienden peticiones de poda comunicadas a través de la plataforma Gecor por ramas que afectan a viviendas en altura, rotura de vehículos, desprendimientos por acción del viento o roturas por actos vandálicos, entre otras causas.

   Las tareas de poda se acometen con su respectivo plan de seguridad, señalización y acordonamiento para interferir lo mínimo posible a conductores y viandantes. Incluyen labores de mantenimiento de las especies, según necesidades, situadas en plazas, medianeras, isletas y alineaciones urbanas.

   La poda que se lleva a cabo no es productiva y obedece a criterios técnicos, marcados por expertos que toman sus decisiones conforme a las especies, el tiempo y, sobre todo, la prevención de situaciones de riesgo. Sobre el viario, lo primero es una poda de seguridad para los usuarios, seguido de la sanidad vegetal del arbolado y, como último fin, aspectos estéticos.

   Con todo ello, se procura que las personas puedan disfrutar de los beneficios que aportan los árboles como oxigenación y sombra, pero con seguridad y sin las molestias provocadas por el crecimiento incontrolado derivando en problemas de raíces, ramas demasiado cargadas o rotas, plagas de insectos o suciedad del viario.

Contador

Para leer más