Publicado 23/01/2019 13:26CET

Condenado a dos años de prisión por tocamientos continuados a su hija menor de doce años en Sevilla

Audiencia Provincial de Sevilla
EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a dos años de prisión a un varón como autor de un delito continuado de abusos contra su hija desde que la víctima tenía unos diez años de edad, a la que sometía a tocamientos en sus partes más íntimas, hechos que ha reconocido el propio acusado.

La Fiscalía Provincial de Sevilla solicitaba para el acusado seis años de cárcel, mientras la acusación particular, ejercida por la madre de la menor, solicitaba diez años de prisión, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

El juicio por estos hechos, que fueron denunciados en enero de 2016, se ha celebrado este miércoles en la Sección Cuarta, en una sesión en la que el acusado ha reconocido los hechos, dentro del acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes.

En virtud a este acuerdo, el tribunal ha dictado sentencia 'in voce' condenando al encausado a dos años de prisión y cuatro años de libertad vigilada, así como le ha impuesto una orden de alejamiento de la menor durante diez años, así como la privación de la patria potestad durante cuatro años sobre la víctima --entonces tendría 18 años--. Igualmente, la Sala ha ordenado al encausado al pago de 12.000 euros de indemnización a su hija, de los que ya ha abonado la mitad.

Además, el tribunal tendrá que pronunciarse sobre la solicitud de suspensión de la pena de prisión para el condenado, que no cuenta con antecedentes penales, presentada por la defensa del encausado, que ha ejercido el letrado Diego Silva.

El acusado, separado de la madre de la menor desde octubre de 2015 --meses antes de la denuncia de los abusos--, sometió a su hija, que tiene una hermana y dos hermanos más, a tocamientos en sus partes más íntimas desde que ésta tenía diez años de edad hasta que cumplió los doce, que fue cuando interpusieron la denuncia. "No hubo violencia ni penetración" en los hechos investigados, según han precisado las partes.

Para leer más