Crespo asegura que el Gobierno trabaja para que el dragado no colisione con los derechos de los arroceros

Publicado 11/03/2014 18:43:17CET
La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo
EUROPA PRESS

SEVILLA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha afirmado este martes que el Ministerio de Agricultura y Pesca y el Gobierno están trabajando para que el proyecto de dragado del Guadalquivir no ponga en peligro la sostenibilidad medioambiental del Estuario ni colisione con los derechos historicos de los arroceros, "para lo que hay que garantizar la calidad del agua que emplean en sus regadíos".

En un comunicado, Crespo ha recordado que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de 2003 contempla "controles muy exigentes de la calidad del agua del Estuario e indemnizaciones a los arroceros que deberían ser sufragadas por el Puerto de Sevilla si se superan los niveles adecuados de salinidad " y que este condicionante "sólo quedaría anulado si se realiza el proyecto de protección del agua de riego del arrozal".

En este sentido, la delegada ha especificado que "la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir trabaja desde hace tiempo, por encargo del ministro de Agricultura, Miguel Arias, en un proyecto de mejora de los regadíos que se justifica por sí solo y que se pretende ejecutar con la dotación de los Fondos Feder 2014/2020".

Crespo ha afirmado que "este proyecto podría estar ya terminado si la Junta de Andalucía no hubiera reprogramado y desviado a otros usos 303 millones de euros de fondos europeos que recibió la CHG durante los tres años en que ostentó las competencias sobre el Guadalquivir".

Por otra parte, ha declarado "habrá que esperar a que la Junta de Andalucía se pronuncie, en el ámbito de sus competencias, sobre el proyecto de protección de los márgenes del río previo al dragado que ha elaborado el Puerto de Sevilla y que, según la autoridad portuaria, ya obra en poder de la Administración autonómica.

"Hay que hacer las cosas de forma que el proyecto de dragado, que supondría un impulso sustancial para el puerto de Sevilla, no ponga en riesgo a riqueza mediambiental del Guadalquivir, que es patrimonio de todos, ni los intereses económicos de otros sectores que históricamente han vivido de cara al río".

Este martes, destaca Crespo, se ha constituido en Madrid el grupo de trabajo para la elaboración del Plan Especial del Estuario del Guadalquivir, encabezado por el presidente de la CHG, Manuel Romero, e integrado por representantes de las administraciones central y autonómica, "entre cuyos objetivos figura la colaboración entre las distintas administraciones para velar por el mantenimiento del buen estado de las aguas, la satisfacción de las demandas y compatibilizar los distintos usos del Estuario".

Para leer más