Culminadas las obras de saneamiento y reurbanización de la calle Atilano de Acevedo de Alcalá de Guadaíra (Sevilla)

Vecinos de Alcalá de Guadaíra
AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA
Publicado 28/12/2018 17:25:41CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las obras de saneamiento, abastecimiento y reurbanización de la calle Atilano de Acevedo de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) han culminado tras una inversión de unos 700.000 euros y siete meses de intervención en los que se ha mejorado la efectividad de canalizaciones y se han eliminado las barreras arquitectónicas, pasos de peatones elevados, nueva iluminación y mobiliario para hacer la superficie "más moderna, segura y habitable".

La alcaldesa del municipio, Ana Isabel Jiménez, ha celebrado con vecinos y comerciantes la conclusión del proyecto y les ha agradecido su "participación, paciencia y compromiso para llevarlo a cabo con éxito".

El Ayuntamiento ha explicado en un comunicado que se ha tratado de una actuación coordinada de la empresa pública de aguas, Emasesa, y el Consistorio de Alcalá de Guadaíra, en cuyos plazos y diseño urbanístico han participado los residentes y comerciantes de la calle con quienes la alcaldesa se comprometió a "ejecutar esta intervención necesaria por lo obsoleto de la vía y dar respuesta a las necesidades de los vecinos del entorno".

Ana Isabel Jiménez ha participado este vienes en un nuevo encuentro con el vecindario tras el grueso de finalización de los trabajos y la apertura al tráfico total de la calle, hace unas semanas, para comprobar la opinión sobre la intervención.

La calle Atilano de Acevedo es una de las vías más importantes del municipio de acceso a la zona centro desde el norte, y que se utiliza como entrada y salida hacia la A-92 por vehículos privados y por el transporte colectivo.

El Ayuntamiento ha señalado que presenta bastante pendiente y tenía unas dotaciones de redes antiguas y un diseño obsoleto con importantes barreras arquitectónicas en acerados con escalones y muretes, por lo que ha sido una intervención "muy beneficiosa para los residentes y para el conjunto de los alcalareños". El gobierno local ha aprovechado así "la necesidad de modernizar las redes para, en una misma intervención, reurbanizar una zona bastante degradada y adaptarla para la mejor convivencia".

Concretamente, bajo la superficie, Emasesa ha renovado completamente las canalizaciones de saneamiento y abastecimiento, incluyendo las acometidas a viviendas y la conexión con el colector de Barrio Obrero y El Paraíso. Esta actuación, según el Ayuntamiento, "es importante porque aumenta la capacidad de absorción de pluviales, así como su distribución canalizada, evitando en gran medida que el agua fluya en superficie descendiendo hacia el centro y mejorando la eficacia de los colectores ante los episodios de lluvia".

Junto a esto se han desarrollado los trabajos de pavimentación y acerados, eliminando las barreras arquitectónicas del entorno y colocando pasos de peatones elevados "para mejorar la seguridad". En estos días se está colocando la nueva iluminación, 20 puntos de luz con tecnología Led antideslumbramiento, con una potencia mucho mayor que las anteriores (de 250w a 400w), aunque con un ahorro eléctrico del 75 por ciento sobre la energía consumida anteriormente, ha explicado.

Igualmente, se ha mejorado la jardinería con 38 árboles (ocho Grevilleas y 30 Cercil Siliquastrum) elegidos "por su buen comportamiento en vías urbanas" y se ha dotado el entorno con nuevo mobiliario urbano (ocho bancos y doce papeleras) que "propicien el encuentro vecinal".

Por último, el Ayuntamiento ha explicado que la intervención se ha realizado por fases para disponer de "la mejor movilidad posible por la envergadura del proyecto", que ha necesitado de distintos cortes totales a la circulación y el desvío del transporte público por otras calles, aunque ya se ha recuperado el tránsito habitual.

Contador