Actualizado 18/02/2021 15:46 CET

Declarada otra vez "no apta para consumo" humano el agua de Marchena (Sevilla) ahora por un plaguicida

Archivo - Sevilla.- Declarada otra vez "no apta para el consumo" humano el agua de Marchena pero ahora por un plaguicida
Archivo - Sevilla.- Declarada otra vez "no apta para el consumo" humano el agua de Marchena pero ahora por un plaguicida - MARÍA JOSÉ LÓPEZ/ EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa Hidralia, responsable del abastecimiento de agua en baja de Marchena (Sevilla), ha informado este jueves de que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha declarado "no apta para el consumo" humano el agua distribuida en el municipio, tras el aviso de a entidad sobre una muestra que superaba los valores normativos de MCPA, un plaguicida de uso agrícola.

La empresa expone que de forma inmediata tras la detección de la situación, ha puesto en marcha los protocolos establecidos comunicando a los diversos organismos responsables la detección de este parámetro.

Así, Sanidad ha declarado agua no apta para el consumo el agua distribuida a Marchena, con lo que los vecinos no podrán beber el agua del grifo ni usarla para cocinar, pero sí para la higiene personal o la limpieza doméstica, la espera de que se normalice la situación.

Para ello, Hidralia tomará muestras de forma diaria hasta llegar a confirmar la vuelta a la normalidad en los valores de este compuesto ya mencionado.

Los últimos controles y contraanálisis de confirmación de dichos valores descartan que la detección de este compuesto tenga relación con el proceso de distribución de agua en baja del municipio, según defiende la empresa encargada de tal servicio.

Por tanto, y de cara a velar por la salud de los ciudadanos, la empresa suministradora se ha puesto a disposición del Consorcio del Plan Écija, responsable de la producción y suministro del agua en alta a la localidad, para estudiar el origen del problema.

Marchena, recordémoslo, figura entre la quincena de municipios de la comarca sevillana de la Campiña cuya agua corriente era recientemente declarada no apta para el consumo, al ser detectados niveles de benceno que superaban los valores permitidos por la normativa nacional, un episodio que se prolongó días y días motivando una investigación interna.

Al igual que entonces, la empresa ha dispuesto un suministro alternativo de agua potable mediante dos camiones cisterna que se ubicarán en distintos puntos de la localidad.

Para leer más