Actualizado 25/07/2014 10:37 CET

Díaz: Alaya habla de exoneración y no "de fraude" en formación

Susana Díaz en el Pleno del Parlamento andaluz
Foto: EUROPA PRESS/PARLAMENTO

SEVILLA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado este viernes, al hilo del último auto de la juez Mercedes Alaya sobre las ayudas a cursos de formación, que la magistrada "no hablaba de fraude, sino de exoneración", algo ante lo que su Gobierno ya ha tomado medidas.

   Díaz se ha pronunciado así después de que la juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, dentro de la investigación por las presuntas irregularidades en relación a las ayudas a cursos de formación y subvenciones por parte de la Junta de Andalucía a sindicatos y otras entidades, considere que la Junta habría concedido 950 millones de euros en subvenciones a la formación sin justificar entre los años 2008 y 2011.

   En una entrevista con Telecinco recogida por Europa Press, Díaz ha indicado que cuando la juez hablaba ayer de los fondos de formación "no hablaba de fraude, sino de exoneración" y ha recordado que ella, nada más acceder al cargo de presidenta, dijo que en Andalucía "no se iba a exonerar nada", de manera que en esta comunidad no se podrá concurrir a convocatorias de subvenciones sin haber justificado previamente las anteriormente recibidas y, en caso de que no estuviera bien justificadas, se tendrían que devolver.

   Ha señalado que UGT-A ha devuelvo ya algunos fondos y "otros que va a tener que seguir devolviendo". Ha querido dejar claro que cualquier euro que no se gaste para lo que se dio, se tiene que devolver.

   Asimismo, Susana Díaz ha recordado que en estos últimos meses ha habido problemas con los fondos de formación en Andalucía y en otras comunidades autónomas como la de Madrid, de manera que ella quiera el "mismo respeto" para esta tierra que se tiene con otros gobiernos autonómicos.

   "No voy a estar dispuesta a que a Andalucía se le trate de manera distinta a como se están tratando casos similares en otros territorios", según ha sentenciado Díaz, quien ha querido dejar claro que va a ser "implacable" y no le va a temblar el pulso antes casos de este tipo, pero que quiere el "mismo respeto" para su tierra que para el resto.

   Susana Díaz también ha expresado que le "abochorna" y le avergüenza que se haya producido el caso de los ERE, pero también otros casos dentro y fuera de partido. "Me abochorna que haya gente que venga a lo público a aprovecharse de lo que es de todos", ha sentenciado Díaz, quien ha querido dejar claro que su Gobierno ha puesto muchos controles en los últimos diez meses para evitar que se vuelvan a producir casos de este tipo.

   Para evitar los casos de corrupción, la presidenta de la Junta ha insistido en que son necesarias instituciones transparentes, más controles, rendir cuentas y ser implacables con la corrupción "siempre, en tu partido y fuera de tu partido". Ha apuntado además a que aspira a que los ciudadanos sepan cómo se gastan sus impuestos.

   Díaz ha manifestado además que sus predecesores en el cargo, como José Antonio Griñán y Manuel Chaves, son "hombres honestos, trabajadores y que han estado con responsabilidad al frente de sus funciones".