La Diputación aprueba el nuevo Plan de Cohesión Social con la abstención del PP y el rechazo de Vox

Publicado 28/11/2019 15:26:42CET
Pleno de la Diputación de Sevilla
Pleno de la Diputación de Sevilla - DIPUTACIÓN DE SEVILLA

El PSOE defiende las medidas "transversales" y el impacto de los programas y el PP avisa que el plan es "calcado" al anterior

SEVILLA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado el Plan Provincial de Cohesión Social e Igualdad promovido por la institución para el periodo comprendido entre 2020 y 2023, cuyos programas, servicios y medidas suman actuaciones por valor de 27,9 millones de euros por lo que a la anualidad 2020 se refiere, al objeto de apoyar a más de 160.000 personas.

La diputada de Cohesión Social e Igualdad, Rocío Sutil, ha desgranado los pormenores de este instrumento destinado a planificar la asistencia técnica y económica para el funcionamiento de los servicios sociales comunitarios, merced a principios de solidaridad, igualdad y equilibrio intermunicipal. El plan, según Rocío Sutil, asegura la prestación del conjunto de servicios, recursos y prestaciones orientadas a garantizar el derecho de todas las personas a la protección social, impulsa la "transversalidad", integra la perspectiva de género mediante varias medidas, apuesta por la inclusión socio-laboral de las personas vulnerables e implanta políticas sociales inclusivas que reconocen la diversidad y la pluralidad como valor.

La planificación, según la institución provincial, incluye una nueva territorialización de los servicios sociales comunitarios y especializados y en su catálogo de prestaciones y servicios figuran la estructura de los servicios sociales comunitarios, el acceso a los recursos sociales, integración social y convivencia normalizada; medidas de autonomía personal, protección e integridad personal, programas de participación en la vida comunitaria y planes de igualdad y diversidad.

Como novedades, según la Diputación, median aspectos para promover el envejecimiento activo y medidas en favor de la población de barrios y zonas en riesgo de exclusión social.

En ese sentido, el plan contempla una plantilla de 4.247 profesionales de los servicios sociales comunitarios en 89 municipios menores de 20.000 habitantes y una entidad local autónoma. En concreto, se trata de 3.800 profesionales del servicio de ayuda a domicilio y 447 profesionales más entre trabajadores sociales, psicólogos, educadores, administrativos, técnicos y asesores en igualdad. Igualmente, incluye las ediciones anuales del Plan de Urgencia Municipal (PUM), que se traduce cada año en unas 4.000 contrataciones temporales entre personas desfavorecidas.

EL PLAN EN CIFRAS

Para visualizar el impacto de los servicios abarcados por el plan, los datos de la Diputación correspondientes a 2018 reflejan que los programas y medidas incluidos en la planificación alcanzaron dicho año a 162.447 personas como usuarias de los servicios sociales comunitarios, figurando entre ellas 8.284 beneficiarios del servicio de ayuda a domicilio, 273 familias beneficiarias de ayudas económicas, 346 inmigrantes apoyados con asesoramiento jurídico y social, 1.457 personas beneficiarias del Programa de Desarrollo Gitano, 13.236 personas en tratamiento por drogodependencias o adicciones u 89 personas con discapacidad intelectual con prácticas becadas.

Para 2020, los servicios, medidas y programas abarcados por el plan cuentan con una financiación de 67,9 millones de euros, principalmente 37,6 millones de la Junta de Andalucía, 23,6 millones de la Diputación y 6,1 millones procedentes de los ayuntamientos. Según Rocío Sutil, estos 67,9 millones implican un alza del 3,4 por ciento respecto a la financiación de 2019.

Durante el debate plenario, el Grupo de Cs mostró su respaldo al plan, destacando la "colaboración" institucional que sostiene al mismo, mientras el diputado de Adelante Antonio Valladares respaldaba el conjunto de actuaciones para "afrontar las desigualdades que se dan por doquier en la provincia" pero alertaba de que "no todos" los programas cuentan con un presupuesto "acorde a las necesidades" que cubren.

EL PP LO VE "CALCADO" AL ANTERIOR

Por el PP, María Eugenia Moreno ha alertado de que este plan es "prácticamente calcado" a los anteriores en el mismo ámbito, tachándolo de "continuista". Además, ha avisado de que el crecimiento de la financiación deriva del incremento de aportaciones de la Junta de Andalucía, ahora gobernada por el PP y Cs, mientras las aportaciones de la propia Diputación "se estancan".

En el caso de Vox, Rafael García Ortiz señalaba que su formación apoya "al 95 por ciento" el plan, pero recelaba de dos líneas de subvenciones, una de ellas para asociaciones de mujeres para acciones de promoción de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y otra para asociaciones LGTBI para acciones contra la discriminación por razón de orientación sexual.

Rocío Sutil, finalmente, ha defendido que en esta ocasión crece la aportación autonómica "al igual" que en otros años anteriores cuando el PSOE gobernaba la Junta de Andalucía. Dado el caso, el plan ha sido aprobado con el apoyo del PSOE, Adelante y Cs, la abstención del PP y el voto contrario del diputado de Vox.

Contador

Para leer más