Publicado 18/11/2015 15:44CET

Discapacitados, vendedores de carburante, consumidores y sindicatos piden a la Junta acabar con gasolineras desatendidas

SEVILLA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una serie de asociaciones de personas con discapacidad, vendedores al por menor de carburante, asociaciones de consumidores y sindicatos han exigido a la Junta que "acabe con las estaciones de servicio desatendidas".

De esta forma, la FAMS-Cocemfe (Federación Provincial de Asociaciones
de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Sevilla), la Federación de Asociaciones de Empresas de Estaciones de Servicio de Andalucía (Fedaes), la Agrupación Andaluza de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Agavecar), Facua-A, UGT Fitag-A y CCOO Industria Andalucía han firmado un manifiesto contra las estaciones de servicio desatendidas.

Así, estos colectivos, ante "la instalación y el auge de las llamadas estaciones de servicio desatendidas", estas organizaciones se han unido en defensa de los derechos de los usuarios, de las personas con discapacidad, "muchas de las cuales se ven privadas en este tipo de instalaciones de la ayuda que precisan para repostar, así como los de los trabajadores y empresas del sector, ya que consideran que no respetan derechos ni garantías básicas".

En este sentido, este miércoles han llevado a cabo la firma de un manifiesto conjunto en la que exponen esta problemática.

Para dichas organizaciones, estas instalaciones constituyen "una seria afrenta al desarrollo del empleo en el sector, dado que establecen una competencia desleal con las estaciones que cumplen con la normativa legal vigente en todos los sentidos". Además, definen una actividad "sobre la base de desproteger los derechos civiles, sociales y laborales".

En referencia a la atención a las personas con discapacidad, denuncian que con la Ley General de Derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, "las gasolineras están obligadas a ofrecer sus servicios y productos cumpliendo los principios de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal, que son imposibles de satisfacer con este tipo de instalaciones, lo que supone una clara discriminación hacia este colectivo".

En esta línea, FAMS-Cocemfe Sevilla, Facua Andalucía, Fedaes, Agavecar, UGT Fitag-A y CCOO Industria Andalucía entienden que "se produce un incumplimiento expreso en los derechos más básicos de los consumidores y usuarios, ya que no se dispone de los medios de información, atención, reclamación y garantía de comprobación, en tiempo y forma". También, a su juicio, resulta "gravemente afectado el derecho a la seguridad de los consumidores y de la ciudadanía en general".

Ante esto, estas organizaciones exigen a la Junta de Andalucía y administraciones públicas que "pongan freno a esta escalada de despropósitos, poniendo especial énfasis en cumplir y hacer cumplir el decreto 537/2004, el cual establece la obligatoriedad de la atención de las estaciones de servicio desatendidas en horario diurno".

Finalmente, han solicitad al Gobierno andaluz que "vertebre la participación de las organizaciones de consumidores y usuarios, asociaciones de personas con discapacidad, sindicatos y asociaciones empresariales del sector, en el desarrollo de futuras actuaciones tanto para la modificación de la Ley, como para una regulación garantista y de desarrollo de las medidas de control para que esta actividad respete la legislación y los derechos sociales de los ciudadanos".