Empleados del Hospital de Utrera (Sevilla) tachan de "pésima" la gestión e instan a Salud a que "cese el trato desigual"

Concentración a las puertas del Hospital de Utrera
COMITÉ DE EMPRESA DEL HOSPITAL DE UTRERA
Publicado 17/09/2018 17:26:04CET

SEVILLA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa del Hospital de Alta Resolución de Utrera (Sevilla) insta a la Consejería de Salud a que "tome medidas" para que "cese el trato desigual y discriminatorio que han recibido y que están recibiendo los trabajadores" del centro y "no haga oídos sordos a los trabajadores", ya que, señala, "hemos sido profesionales iguales a los del resto del sistema sanitario público de Andalucía para todos los recortes impuestos desde 2012 y para la recuperación de derechos y condiciones sustraídos también debemos ser iguales".

Además, los representantes de los trabajadores --enfermeros, auxiliares de enfermería, celadores, administrativos, técnicos en laboratorios y técnicos en radiodiagnósticos--, que se han concentrado este lunes a las puertas del centro, lamentan "profundamente la pésima gestión" de Manuel Huerta Almendros al frente de esta agencia y dicen "no entender cómo él y demás directivos de este hospital se permiten actuaciones prepotentes y arbitrarias, con las cuales vemos como se presiona a los trabajadores y se hace una nefasta gestión con el dinero de todos los andaluces".

"Hay discriminación con respecto a otros compañeros de otros centros, con jornadas laborales no pactadas, sino impuestas unilateralmente porque sí", señala la presidenta del Comité de Empresa, Ana Puerta, que ha indicado que al finalizar la protesta, los afectados han hecho entrega de sus reivindicaciones al gerente, aunque precisan que "la respuesta siempre es que van a estudiar la situación y nos dirán algo, y nunca hay respuesta".

De este modo, apuntan que la "pésima gestión" en el Hospital de Utrera "toca fondo" y que la Dirección de Gestión de la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir --a la que está adscrito este centro-- y la Coordinadora de Gestión y Profesionales, en el seno de la negociación colectiva, "quieren imponer turnos a los trabajadores para cubrir la falta de personal sanitario y a su vez dificultar la conciliación familiar y laboral" de los mismos.

Asimismo, lamentan "mala fe" en la negociación colectiva y "el trato desigual y discriminatorio" que ha recibido el Hospital de Alta Resolución de Utrera con respecto a otros hospitales de la misma agencia pública sanitaria por parte del director de Gestión y la coordinadora de gestión y profesionales, que, aseguran, "quieren imponer un sistema de turnos rotatorios que terminan a las 23,00 y a las 00,00 horas, lo que dificulta la conciliación familiar, laboral y profesional".

A su vez, los trabajadores denuncian que "quieren imponer unilateralmente un sistema de autogestión compartida, concepto que no define claramente la empresa y que bajo esta bonita denominación, lo que realmente esconde es que los trabajadores estén localizados y disponibles para la empresa en sus días de descanso, sin remuneración económica ninguna", teniendo la Agencia Sanitaria Pública conceptos retributivos como las guardias localizadas y guardias especiales que "no quiere aplicar en esos turnos, pero que sí aplica a otros trabajadores".

DENUNCIAN "FALTA DE PERSONAL ACUCIANTE"

En este sentido, el comité de empresa apostilla que "estas dos medidas, tomadas unilateralmente por parte del director de Gestión, quieren salvar la falta de personal acuciante que tiene este hospital para mantenerse abierto las 24 horas del día los 365 días del año", al tiempo que asegura que la plantilla "se ha visto mermada significativamente" desde que el centro abrió sus puertas en el año 2006, y la empresa opta por la contratación "cada vez más precaria".

"Todo esto queda comprobado en el informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía de julio de 2017, sobre la fiscalización de determinadas áreas de recursos humanos del sistema sanitario público de Andalucía, donde La Agencia Empresarial Sanitaria Bajo Guadalquivir fue la que más empleo destruyó, en concreto el doble con respecto al resto de empresas públicas sanitarias, e incluso el SAS, gastando el mismo presupuesto económico", manifiestan.