Empresas de control de plagas piden que se cumpla la normativa para evitar contagios por legionella

Actualizado 16/10/2012 17:45:13 CET

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA), que representa a las empresas de mantenimiento, ha advertido tras el último foco de legionella registrado en Osuna (Sevilla) de que es necesarios un "cumplimiento escrupuloso" de la legislación por parte de propietarios y usuarios, así como el "incremento" de medidas cautelares, para evitar contagios por legionalla.

En una nota, este organismo ha hecho extensible también este mayor control "a las autoridades", sobre todo, "en aquellas instalaciones con riesgo de dispersión de legionella", entre las que ha citado hospitales, instalaciones turísticas, clínicas, residencias, balnearios, spas, piscinas, campings e instalaciones deportivas.

En cuanto a la casuística, esta asociación se ha apoyado en los datos del Ministerio de Sanidad que contabilizan en España alrededor de 45 brotes anuales por legionella.

Así, este nuevo brote de Osuna que permanece activo se suma a los acontecidos en los últimos meses en Móstoles (Madrid), Calpe (Alicante) y Blanes (Gerona).

Según ANECPLA, las principales medidas preventivas deben ir encaminadas a frenar aquellas condiciones que favorecen la colonización, multiplicación y dispersión de legionella, entre ellas, el estancamiento del agua, temperatura óptima, acumulación de sustratos o de productos que sirven de alimento para la bacteria. Además de la limpieza, la desinfección de las fuentes ambientales contaminantes sigue siendo la principal medida de control empleada.

Esta asociación también ha aconsejado a aquellas empresas o centros que precisen los servicios de prevención y control de la Legionella "que sean extremadamente estrictos a la hora de elegir a los profesionales y a las empresas contratadas".

De ahí, que han pedido que la colaboración permanente entre los diferentes sectores involucrados, junto al cumplimiento de la normativa española que establece los criterios para la prevención y control de la Legionelosis (RD 865/2003) por parte de propietarios y usurarios de las instalaciones, "sea vital para evitar los riesgos ocasionados por esta bacteria".