Actualizado 10/11/2014 08:35 CET

El futuro Ente Público de Crédito aprobará un "código ético"

Diseñará un gobierno corporativo "con mecanismos de participación ciudadana y representación de agentes sociales"

SEVILLA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El futuro Ente Público de Crédito de Andalucía (ECA) deberá aprobar un "código ético y de responsabilidad social corporativa" que regule, entre otras cuestiones, "los parámetros necesarios para valorar la honorabilidad, conocimiento y experiencia exigible" de los candidatos a integrar sus órganos de dirección y control, así como diseñar un "modelo retributivo consecuente con los fines de la entidad".

Así lo establece el anteproyecto de Ley del ECA aprobado el pasado 28 de octubre por el Consejo de Gobierno, que asegura en su exposición de motivos que el futuro ECA "con la vocación de obtener ficha bancaria lo antes posible para actuar como entidad financiera con perfil ético y sostenible".

Dicho anteproyecto, consultado por Europa Press, fija en 18 millones de euros el capital social inicial del ECA, "de los que deberán estar desembolsados en el momento de la constitución al menos 4,5 millones, siendo el único accionista de la entidad la Administración de la Junta de Andalucía".

MÁXIMOS NIVELES DE INDEPENDENCIA Y PROFESIONALIZACIÓN

La entidad, que deberá presentar un informe anual al Parlamento sobre su actividad, deberá "diseñar un gobierno corporativo con participación ciudadana y/o representación de los agentes sociales, garantizando los máximos niveles de independencia y profesionalización de los órganos ejecutivos y de control".

En concreto, el ECA contará con un "máximo ejecutivo" que será nombrado a propuesta del Consejo de Gobierno de la Junta, mientras que los cinco miembros de la Comisión de Control, que serán elegidos por el Parlamento, "deberán poseer reconocida honorabilidad comercial y profesional, tener conocimiento y experiencia adecuados para ejercer sus funciones y estar en disposición de ejercer un buen gobierno de la entidad".

El ECA podrá tener, además de una sede social, "las delegaciones territoriales que se consideren necesarias para el mejor cumplimiento de sus fines", potenciando en cualquier caso el acceso telemático a sus servicios a través de las nuevas tecnologías, que será su principal canal de contacto. Así, dispondrá de una página web donde se publicarán todas las operaciones formalizadas por la entidad.

"MÁXIMA TRANSPARENCIA Y PUBLICIDAD"

El anteproyecto de Ley determina igualmente que "la actividad de la entidad debe regirse bajo los principios de máxima transparencia y publicidad con un código ético estricto y de responsabilidad social sostenible en su gestión diaria propios de la banca ética, sin perjuicio del marco jurídico que le es aplicable en su condición de sociedad mercantil del sector público andaluz".

Por este motivo, el ECA "no podrá realizar políticas redistributivas o fiscales ni conceder ningún tipo de subsidiación de tipos de interés u otras ayudas", al tiempo que "queda excluida su participación en actividades económicas consideradas contaminantes, no sostenibles o especulativas".

Por su parte, la Consejería de Hacienda tendrá las competencias de supervisión sobre la ECA para verificar tanto "los riesgos a los que pueda estar expuesto y determinar si los mecanismos de cumplimiento normativo, los recursos propios y la liquidez mantenidos garantizan una estión y una solvencia adecuada a sus riesgos" como "el cumplimiento de las normas sobre idoneidad, remuneraciones y responsabilidad en la gestión de riesgos, así como de las normas sobre gobierno corporativo".