Espadas pide sentido común y lamenta que PP esté "erre que erre" con unas cuentas alternativas que el secretario rechazó

Publicado 05/09/2018 13:50:15CET

SEVILLA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha pedido "sentido común" a los partidos para alcanzar un acuerdo de mínimos y sacar adelante las ordenanzas fiscales y los presupuestos municipales para 2019, a la par que ha lamentado que el PP continúe "erre que erre" con la presentación de "presupuesto alternativo", un formato que el secretario municipal ya le rechazó el año pasado por no atenerse a la normativa.

A preguntas de los periodistas, tras presentar diversos proyectos de actuación en la ciudad, Espadas lamenta que haya quien prefiere la "confrontación y la gresca para ganar votos", ya que insiste en que los políticos deben estar para dar soluciones.

Critica que haya grupos políticos que piensen "sólo en sí mismos" y les insta a que expliquen a los ciudadanos por qué les parece mal realizar un acuerdo de mínimos en las ordenanzas fiscales y en los presupuestos por el beneficio ciudadano, sacando este asunto de la estrategia electoral. "El gobierno local está en la centralidad y pretende buscar, en primer lugar, la voluntad de acuerdo, para después establecer las propuestas", señala.

"Si se hiciera una encuesta en la ciudad, todos los sevillanos estarían de acuerdo con el alcalde. Es de sentido común", subraya. Además, deja claro que en estos momentos no piensa en acordar con una fuerza u otra, sino en que el Ayuntamiento puede llevar a cabo una bajada de impuestos al estar saneado, como el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), el relativo a construcciones, instalaciones y obras (ICIO) o el de Plusvalías.

En su opinión, "a algunos les pilló a trasmano o tiene la estrategia electoral definida". Afirma que presentará el proyecto de ordenanzas fiscales en torno al 15 de septiembre como gobierno local que es y frente a quien se dedica a "intentar dar órdenes al gobierno y plantear un presupuesto alternativo, pese a que el secretario ya le dejó claro el año pasado que no era el mecanismo". El objetivo es que se tengan presupuestos a día 31 de diciembre para que estén "al margen de la campaña", sentencia.