Actualizado 13/12/2021 17:12 CET

Espadas saca el presupuesto de Sevilla defendiendo los "objetivos cumplidos" y PP, Cs y Vox critican las "prisas"

Archivo - El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en una imagen de archivo en el Pleno del Ayuntamiento hispalense.
Archivo - El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en una imagen de archivo en el Pleno del Ayuntamiento hispalense. - Ayuntamiento de Sevilla - Archivo

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los votos de los grupos municipales de PSOE e IU-Podemos (Adelante Sevilla) han sacado adelante este lunes el presupuesto de la ciudad para 2022 en el Pleno convocado para su aprobación, como ya estaba previsto tras anunciarse sendos pactos de IU y Podemos con el gobierno de Juan Espadas (PSOE). Los tres partidos de la bancada de la derecha (PP, Cs y Vox) han votado en contra afeando al alcalde las "prisas" por sacar adelante las cuentas para poder así centrarse en su campaña como candidato en las próximas elecciones autonómicas. La concejal no adscrita Sandra Heredia se ha abstenido.

El debate ha estado marcado por las críticas de los populares, Ciudadanos y Vox a la marcha de Espadas, que concretará este martes 14 de diciembre el propio alcalde una vez cumplido el trámite que él mismo se dio y que no es otro que dejar aprobadas las cuentas para el próximo ejercicio como la "mejor herramienta" para la "reactivación y recuperación" de la ciudad tras la pandemia. PP, Cs y Vox han advertido de que los presupuestos que ahora echan a andar están basados en números "irreales e inconsistentes" que "hipotecan" el futuro de Sevilla y en el que "no se bajan impuestos".

El alcalde ha tomado la palabra al final del debate, una vez ya votado el presupuesto, para poner de manifiesto su "satisfacción" por la aprobación --con "agradecimiento" incluido a IU y Podemos por su "voluntad y responsabilidad"-- y para hacer un balance de su gestión desde 2015 a modo de despedida del Pleno. De estos seis años de mandato, Espadas ha reseñado el "porcentaje altísimo" de "objetivos cumplidos", y todo, ha subrayado, gracias a una "palabra mágica: acuerdo". Así, Espadas ha resaltado el "cambio absolutamente radical de estilo político", un hecho que se ha traducido, a su juicio, en una imagen de "gobierno en mayoría" cuando ha estado "siempre en minoría".

El primer edil ha enfatizado que está "muy satisfecho de este presupuesto porque es el mejor que se puede poner encima de la mesa, expansivo y buscando una recuperación justa. Mi satisfacción no es personal, sino la de un cargo público que se va dejando todas y cada una de las líneas mejor de lo que se encontró. Solo me van a poder decir que no terminé mi mandato". Sobre su marcha, Espadas ha reconocido que "hubiera querido terminar este mandato. Lo puedo asegurar de corazón. Pero en la vida hay que tomar decisiones y creo que Andalucía necesita otro gobierno. Cuando anuncié mi intención de ser candidato a la Junta, quienes antes veían en mí a una persona cordial y capaz de llegar acuerdos, sencillamente me dieron la espalda", ha argumentado.

El alcalde ha respondido así a las intervenciones que se han venido sucediendo por parte de PP, Cs y Vox en el Pleno. En el caso del grupo municipal popular, su portavoz adjunto, Rafael Belmonte, ha señalado que "éste no es el presupuesto que necesita Sevilla sino el que usted necesita para dejar Sevilla", palabras a las que el portavoz Juan de la Rosa ha añadido una pregunta en su última intervención: "¿Cuánto no ha costado a los sevillanos su salida? Esto no es cumplir con Sevilla. Es salir del paso por sus intereses personales y partidistas. Este presupuesto es el billete que tiene que comprar" para su marcha, ha manifestado, después de acusar a Espadas de dejar a los ciudadanos "presos" de decisiones que "no persiguen el interés general".

Por parte de Cs, el portavoz adjunto, Miguel Ángel Aumesquet (el portavoz del grupo, Álvaro Pimentel, está aislado al haber dado positivo por covid), ha insistido en el argumento de los "intereses partidistas", alegando que las cuentas "son buenas para usted" pero una "oportunidad perdida" para haber bajado los impuestos. Aumesquet se ha dirigido al delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz (PSOE), como el candidato con más posibilidades de tomar el bastón de mando de la Plaza Nueva, para exigirle que "sea un alcalde reivindicativo ante la Junta pero también ante el gobierno de Sánchez. Pise los barrios y solucione la herencia que deja" Espadas, le ha espetado.

En el turno de Vox, primero, el concejal Gonzalo García de Polavieja ha ironizado al señalar que el presupuesto es "una buena carta de presentación para su candidatura a la Junta"; a continuación, la portavoz de la formación en el Ayuntamiento, Cristina Peláez, ha calificado el presupuesto de "regalito" para el sucesor de Espadas, siendo especialmente crítica con las previsiones de ingresos, el "infierno fiscal", la ejecución presupuestaria y el "gasto político y ideológico en cosas que no sirven de nada".

El portavoz de Adelante Sevilla y concejal de IU, Daniel González Rojas, ha defendido que los tres concejales de la confluencia "han hecho lo correcto en tiempos de incertidumbre". "Somos gente seria y no firmamos cualquier cosa", ha subrayado en un discurso en el que ha coincido con el bloque de la derecha en las "prisas" del alcalde.

"Todos nos hemos dejado pelos en la gatera", ha reconocido González Rojas, para el que el acuerdo firmado con el equipo de gobierno es una garantía de que se defenderán los servicios públicos, a los barrios de transformación social y el urbanismo sostenible, en esto último con el foco puesto en el control de los pisos turísticos, las casas de apuestas y la recuperación de Tablada. La concejal de Podemos, Susana Serrano, ha abundado en la idea de que las fuerzas de la izquierda han hecho posible un presupuesto que "gana en democracia" y sobre el que se estará vigilante para que se cumpla lo pactado.

A estas críticas también ha dado contestación la delegada de Hacienda, Sonia Gaya (PSOE), recordando que "prisas cero", ya que "en mayo" empezaron las conversaciones entre el gobierno y los grupos. "No han pensado en ningún momento en los sevillanos sino en su oportunismo, porque no les gusta que Espadas vaya a ser el próximo presidente de la Junta", ha replicando a PP, Cs y Vox. "Sus únicos argumentos para oponerse al presupuesto han sido que el alcalde se va", ha abundado.

LAS CIFRAS DEL PRESUPUESTO

Entrando en los números del presupuesto, que se han diseñado bajo la premisa de congelación de las ordenanzas fiscales, Gaya ha defendido que es el "mayor de la década" tanto en materia de inversión pública como en gasto social. Las cuentas aprobadas ascienden a 1.072 millones de euros, lo que equivale a un crecimiento del 5% con respecto a 2021. Solo para inversiones públicas, el Ayuntamiento dispondrá el próximo ejercicio de 119 millones, un 35% más. Una cantidad que Sonia Gaya ha detallado que irá a patrimonio (Fábrica de Artillería, Santa Clara y Ranilla, como ejemplos más destacados); mejora de calles y espacios públicos y "transformaciones urbanas sostenibles", entre otros aspectos.

Para gasto social, la partida supera los 100 millones de euros, "un nuevo incremento que consolida a Sevilla como la gran capital que más recursos por habitante destina" a esta materia, ha remarcado Gaya, que, igualmente, ha puesto el énfasis en los programas de empleo, con 20 millones de euros, un dato que ha contrapuesto a la política en esta materia por parte de la Junta de Andalucía, a la que ha afeado, que aun teniendo las competencias, "no está haciendo nada".

El presupuesto para 2022 recoge 50 millones de euros en contratos de conservación y mantenimiento de calles y espacios públicos, alumbrado, señalización, parques y arbolado. Las transferencias a las empresas públicas Tussam y Lipasam ascienden a 181 millones. Para el apoyo a los sectores empresariales, las cuentas prevén cinco millones de euros; otros 31,8 millones para el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS); 22,2 millones para Transición Ecológica (mejora eficiencia energética); 14 millones (27% más) para Cultura y 34,7 millones para Deportes.

Para leer más