Un estudio de OCU en diez locales con terrazas cerradas revela la "permisividad" al tabaco en nueve de ellos

Las promociones de tabaco y cigarrillos electrónicos provocan el consumo de nicotina en los adolescentes
FLICKR - Archivo
Publicado 30/05/2019 19:55:38CET

SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Coincidiendo con el día mundial sin tabaco que se celebra este viernes, la Organización de Consumidores y Usuarios ha publicado un estudio en el que avisa de que la actual ley del tabaco "no se cumple especialmente en cuanto a la prohibición de fumar en las terrazas cerradas de establecimientos de hostelería y en la venta de tabaco a menores", concretando que en Sevilla, de diez locales visitados en sus terrazas cerradas "se podía fumar en nueve de ellos".

Para comprobar si se respeta la normativa antitabaco, OCU ha visitado 70 terrazas cerradas o abiertas solo por un lado (lo que resulta equivalente): 25 en Madrid, 15 en Barcelona y 10 en Valencia, Bilbao y Sevilla, detectando que en 44 de estos locales había personas fumando e incluso los ceniceros estaban presentes en siete de cada diez negocios visitados.

En cuanto a los carteles obligatorios por ley advirtiendo de la prohibición de fumar al tratarse de terrazas cerradas, solo en ocho de los 70 espacios visitados se mostraban al público, según la entidad.

Con el fin de confirmar esta "permisividad", OCU preguntó a algún empleado si era posible fumar dentro de estas terrazas cerradas. La respuesta fue afirmativa y, por lo tanto, contraria a la ley, en 67 de los 70 establecimientos visitados. Es decir, en el 96 por ciento de los casos. Solo en dos de Madrid y en uno de Sevilla se indicó la prohibición.

OCU señala al respecto que ya advirtió hace cuatro años de este problema a las administraciones autonómicas que, en opinión de OCU, "toleran abiertamente que se permita fumar en la inmensa mayoría de las terrazas cerradas en contra de los derechos y la salud de los no fumadores".

La Organización de Consumidores ha visitado en las mismas localidades mencionadas 70 establecimientos con máquina de tabaco expendedora y ha comprobado que en 23 de ellos los menores pudieron comprarlo sin ningún impedimento. Para hacerlo, solo tuvieron que comprarlo justo después de que lo hiciera un adulto o activando ellos mismos el mando colocado en la misma máquina.

Si esta situación no era posible, el menor pedía que le activaran la máquina y en otros 24 establecimientos lo hicieron sin solicitarle el DNI o ni siquiera preguntarle la edad. En total, dos de cada tres menores compraron tabaco sin problema en la máquina del bar. Solo en el caso de Madrid la tolerancia fue menor, ya que se le impidió su compra en 17 de los 23 locales visitados. En Sevilla, "solo en tres de los diez establecimientos no se permitió la compra de tabaco a menores".

Contador

Para leer más