Dimisiones en el club de fútbol de Guillena por el tránsfuga de Podemos

Actualizado 27/08/2015 19:26:04 CET
El portero Fútbol Club Guillena, José María Romero, con la camiseta
Foto: JOSÉ MARÍA ROMERO

Un portero senior sale a calentar con una camiseta con la leyenda 'Alcalde dimisión' y su suspensión acaba en incidentes en un partido

   GUILLENA (SEVILLA), 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El conflicto suscitado en Guillena (Sevilla) al conservar el PSOE la Alcaldía del municipio gracias a un concejal "tránsfuga" de Podemos, extremo por el cual una plataforma social pide la dimisión del alcalde y la entrega del acta al concejal, ha desencadenado una crisis en el Fútbol Club Guillena, después de que un portero senior saliese a calentar en un partido con una camiseta en la que rezaba la leyenda 'Alcalde dimisión'.

   La citada plataforma ciudadana nació tras el fracaso del citado acuerdo a tres bandas, con la finalidad de impulsar movilizaciones destinadas a reclamar a Javier Pisonero la entrega del acta de concejal obtenida como número dos de su candidatura, después de que votase en la sesión de investidura en favor de la candidatura a la reelección del socialista Lorenzo Medina Moya, pese a que la asamblea de la formación había acordado participar de un pacto con IU-CA y el PP para expulsar al PSOE del poder.

   El conflicto desencadenado a cuenta de la actuación de Javier Pisonero, tras marcar el inicio del nuevo mandato, ha alcanzado al Fútbol Club Guillena, a cuenta de la situación de su potero senior.

   En declaraciones a Europa Press, el portero José María Romero ha narrado que en un calentamiento durante el partido celebrado el pasado 18 de agosto, sacó la camiseta con la citada leyenda y el entrenador le pidió que se la "quitase". Tras hacer caso a la petición, la colocó en los barrotes de la grada y se tomó una fotografía que subió a una red social con el pie: "En la Vega --estadio municipal de Guillena-- también piden tu dimisión".

   Según Romero, desde el club le citaron al día siguiente para una reunión con la directiva en la que le pidieron que redactase unas disculpas por escrito, "tanto al ayuntamiento como al pueblo". El portero, según su relato, se negó a redactar tales disculpas al considerar a la corporación municipal "ilegítima".

"AMENAZAS CON PERDER UNA SUBVENCIÓN"

   Siempre según la versión de Romero, en la reunión le exigieron las disculpas debido a que habrían "recibido amenazas de perder una subvención de 40.000 euros y el uso del campo, donde el club juega, que es de propiedad municipal".

   En ese sentido, en una misiva publicada en una red social el 25 de agosto, el jugador cargaba contra la directiva y señalaba que se le ha coartado su libertad de expresión. Exigía así unas disculpas por parte del club, pidiendo dimisiones por el trato recibido y  considerando "de vergüenza" que lo "mandasen a callar porque lo exijan concejales tránsfugas".

   Europa Press ha contactado con el club para contrastar la versión del jugador. Según el presidente del Fútbol Club Guillena, Antonio Regino, el portero del equipo senior, "con afinidad al partido político Guillena Si Se Puede", durante el partido en cuestión se puso la camiseta sobre la equipación del club y desde el banquillo  le prohibieron el uso de la misma porque en ese momento el jugador estaba representando a una "entidad sin vínculos con la política".

   "En el descanso, vestido con la equipación del club, se hace una foto sosteniendo la camiseta y la cuelga en una red social con el pie: "En la Vega también piden tu dimisión" --en referencia al alcalde--. Al día siguiente, según el presidente, desde el club le pidieron que redactase una rectificación donde desvinculase a la entidad de su acción, pero el jugador no habría accedido.

FUERA DE LA CONVOCATORIA

   Tras esta actitud, según Regino, Romero quedó fuera de la convocatoria del siguiente partido amistoso, pero "le dice a su entrenador que pedirá disculpas antes del partido para que lo meta en la convocatoria y poder jugar".

   El presidente del club confirma que el portero sí pidió disculpas y desvinculó al club de las acciones particulares que hubiera realizado, pero al mismo tiempo "pidió la dimisión de la directiva". "Desde el club le abrimos un expediente disciplinario por enfrentarse a la directiva, como se hubiera realizado en cualquier otro club", ha señalado, toda vez que el jugador habría quedado entonces suspendido.

   Montero ha aclarado que a pesar de no estar convocado para el siguiente amistoso, "Romero se metió en el vestuario y tras exigirle el entrenador que saliese (...), se mete dentro del campo con la misma camiseta del día anterior y detrás de él salen unas 20 personas más y nos para el partido al estilo revolucionario".

   "A los 15 minutos y tras ver que el partido no se puede jugar, metimos a los jugadores en el vestuario, se suspendió el partido y desde el club nos hicimos cargo del desplazamiento del otro equipo que vino a Guillena para que al final le impidiesen jugar", ha explicado.

DIMITE "TODA LA DIRECTIVA"

   El presidente del club ha señalado que el miércoles presentó toda la directiva su dimisión tras "recibir amenazas y calumnias", porque los invasores del campo han asegurado que si "Romero no vuelve a jugar vuelven otra vez" para reventar partidos.

   Desde el club se quejan del uso "por parte de unos pocos" del fútbol con intenciones políticas. "Defendemos la libertad de expresión, pero no vamos a consentir que se politice el club, como medio para otras cuestiones". "Que nos dejen tranquilos, que aquí lo único que queremos es disfrutar del fútbol", concluye el presidente.

   Sin embargo desde la plataforma ciudadana Guillena Despierta, su portavoz ha asegurado que "el jugador irá al entrenamiento sin retractarse y cuenta con el apoyo de la plataforma y de los vecinos, porque el equipo de fútbol no es del Ayuntamiento, sino del pueblo".