Expresidente de Invercaria informó sobre la inversión en Andalus al gabinete del exconsejero Vallejo

Publicado 17/02/2014 18:31:08CET

SEVILLA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo ha asegurado este lunes, en su declaración como imputado ante el juez que investiga las preguntas irregularidades en la empresa pública de inversión en capital riesgo de la Junta, que entregó la documentación sobre la inversión en Operadores Aéreos Andalus S.A. al gabinete del que era consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo.

Pérez-Sauquillo, que también se encuentra imputado en las piezas separadas relativas a Ferias Internacionales Virtuales de Andalucía (FIVA) y Fumapa, ha declarado durante cinco horas ante el juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, después de que la Policía Nacional asegurara en un atestado que la adhesión de Invercaria al proyecto "constituyó una decisión personal" del encausado.

Según el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, Pérez-Sauquillo ha querido precisar que "la operación de inversión" de Invercaria en Andalus "le llegó a través" del consejero Ramón Martín, y que "llegó no solo la idea, sino una propuesta con su análisis y su estudio financiero"

Al hilo de ello, ha relatado que Invercaria invirtió en Andalus 450.000 euros en 2008 y otros 700.000 euros en 2009 a través de un préstamo participativo, y ha negado que el plan de viabilidad de Andalus a fecha octubre de 2008, antes de la primera inversión, contemplara un capital social de 9,5 millones, pues "ese plan de viabilidad no existía en esa fecha", por lo que "cree que la cifra es un error policial".

"SECTOR ESTRATÉGICO"

El imputado, que ha dicho que "era la primera vez que Invercaria invertía en una línea aérea" y que este "era un sector estratégico" para la Consejería del ramo, ha asegurado que la inversión en este proyecto, inicialmente, "no le ofreció dudas".

Centrándose en la primera de las ayudas, Pérez-Sauquillo ha revelado que uno de los "puntos de discrepancia" a la hora de ejecutar la inversión era el relativo a que el sueldo de Fernando Guerrero Ros, uno de los socios fundadores de Andalus, "le parecía muy elevado", por lo que manifestó que "no le parecía normal que una empresa en la que se entra a participar con los riesgos propios de todo ello tenga uno de sus socios un sueldo de esa cuantía", por lo que "exigió que se rebajara y se rebajó a la mitad".

En relación a la segunda de las ayudas, un préstamo participativo de 700.000 euros otorgado en julio de 2009, Pérez-Sauquillo ha explicado que su objetivo era "cubrir económicamente el incremento de flota y los gastos que conlleva la implantación de la línea Almería-Sevilla", precisando que "no era administrador ni consejero de Andalus y, así, no era conocedor de que Andalus, a fecha 30 de junio de 2009, presentaba fondos propios negativos ascendentes a 1.783.471 euros".

No obstante, ha querido dejar claro que "la finalidad del otorgamiento de ese préstamo participativo de 700.000 euros no era cubrir pérdidas o atender a desequilibrios financieros, sino posibilitar una nueva ruta aérea de enlace Almería-Sevilla con todo lo que ello conlleva", lo cual "no era un utopía", señalando que "mandó toda la documentación" sobre esta ayuda al gabinete del consejero de Innovación", pues "la finalidad era aportar la mayor documentación posible con respecto a la inversión en este proyecto".

"NO ESTABA EN EL DÍA A DÍA" DE ANDALUS

Pérez-Sauquillo, además, ha aseverado que "todos los consejeros" del consejo de administración de Invercaria "tenían conocimiento de la situación financiera" de Andalus, entre los que ha citado a Isabel de Haro, y ha negado que desde el departamento de Análisis e Inversión "se le hiciera especial hincapié sobre que la situación de Andalus, a fecha 30 de junio de 2009, diera lugar a considerar que fuera un proyecto inviable e irreversible".

Ha señalado también que, "aunque Andalus se consideró siempre desde el principio como un proyecto estratégico para Andalucía al significar las comunicaciones aéreas, sobre todo con Almería, nunca se ha sentido compelido ni mucho menos coaccionado por parte de la Consejería de Innovación ni por parte de IDEA para que Invercaria continuara invirtiendo".

Finalmente, según ha desvelado, la línea Almería-Sevilla "no se le concedió a Andalus, sino a la aerolínea Air-Nostrum".

El imputado, de otro lado, ha dicho que "no estaba en el día a día de la organización interna de Andalus porque no era su misión y, así, desconocía si el personal laboral era excesivo o no, si los técnicos tenían o no que desplazarse de lugares lejanos y si el personal contratado tenía conocimientos o no de idiomas".

Por último, Pérez-Sauquillo ha destacado que Invercaria "da mejor resultado que la media de las empresas de capital riesgo de España", pues "dicen los expertos que en materia de capital riesgo, de diez proyectos, uno solo suele ser muy rentable", precisando que en este tipo de empresas de capital riesgo "los riesgos compensan los fracasos".

"Teniendo en cuenta la situación de crisis económica existente, Invercaria puede considerarse que tiene unos resultados aceptables comparativamente respecto de otras empresas de capital riesgo de España", ha finalizado.