Fibes asume que "no puede hacer milagros" y no celebrará la Feria Mundial del Toro por falta de financiación

Actualizado 01/02/2011 13:18:06 CET

Duda si al mundo del toro realmente le interesa este proyecto y espera poder reunirse con el sector "al completo" para analizar la situación

SEVILLA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director gerente del Fibes y el presidente de la Feria Mundial del Toro, Felipe Luis Maestro, ha asumido este martes que "no puede hacer milagros" y, por tanto, no celebrará la Feria Mundial del Toro en 2011 por falta de financiación y aunque no pierde la esperanza en poder retomar el proyecto, se ve "incapaz de decir cuándo" se volverá a celebrar este feria.

En rueda de prensa, Maestro ha señalado que "cuando se den las circunstancias" Fibes apostará por la Feria Mundial del Toro y "no se perderá la esperanza en este producto, pero ahora soy incapaz de decir cuando". "Es un día triste para Fibes, pero las cosas son como son y hay que asumirlas", ha subrayado.

El presidente de la Feria Mundial del Toro ha indicado que se ha tratado de sacar adelante esta cita a través del apoyo de la Administración andaluza, pero "al final no ha sido posible por las dificultades presupuestarias que tienen de por sí las Consejerías". De igual manera, ha apuntado que se ha intentando involucrar a la iniciativa privada, pero "en absoluto" han apoyado, llegando algunas firmas incluso "no a decir que no si ni tan siquiera sentarse en una reunión".

Al mismo tiempo, Fibes y la Unión de Criadores de Toros de Lidia han intentado que la feria se autofinancie, con un mayor número de expositores y más visitantes, incluso llegando a proponer llevarla a Madrid, una ciudad más grande que ya había intentado llevar a cabo un proyecto similar, que cuenta con buenas comunicaciones y con una feria "tan importante" como la de San Isidro. Si bien, aunque ha sido planteado "al más alto nivel, no ha sido posible". El proyecto hubiera sido conjunto entre Sevilla y Madrid.

También se propuso a las diputaciones de Sevilla, Huelva, Cádiz y Jaén, que conforman Territorio Toro, la posibilidad de incluir la Feria Mundial del Toro en su proyecto, ya que era una cantidad de dinero "asumible" por cuatro diputaciones, pero tampoco ha dado resultado. Maestro también ha detallado que incluso se llegó a pensar en celebrar una feria más barata, pero finalmente "no se ha querido hacer", porque "no queríamos desmerecer las once ediciones anteriores". "No queríamos devaluar la calidad".

Por último, el presidente de la Feria Mundial del Toro pretende reunir al sector del mundo del toro "al completo" para analizar la situación y decidir finalmente "si este proyecto interesa al sector o no". "Quiero reunirme con todo el sector y antes de pedir un euro preguntaré si quieren o no una Feria Mundial del Toro", ha apostillado.

FALTA DE FINANCIACIÓN

Según ha detallado el director gerente de Fibes, la Feria Mundial del Toro, que recibía unas 150.000 visitas, cuenta con un presupuesto de alrededor de un millón de euros, de los que faltan por recaudar unos 300.000 euros, de manera que Fibes "no puede hacer frente a los 200.000 euros que de por sí aporta, más lo que falta por recaudar".

Asimismo, ha hecho una mención especial para la Caja Rural del Sur y a su presidente, José Luis García Palacios, así como de la Unión de Criadores que "siempre" ha apoyado a la feria, si bien no ha podido decir lo mismo de las empresas y los profesionales del toro con quien todavía no ha conseguido reunirse para explicarles el proyecto.

Además, Maestro ha considerado que la feria ha tenido "mala suerte", ya que el objetivo de internacionalizarla mediante un acuerdo con el municipio mexicano de Aguascalientes "hubo que anularlo". Según ha explicado, la celebración de una feria del toro en México se presentó en la edición de 2009 en Sevilla para diciembre de ese año, no obstante con la llegada de la gripe A al país "hubo que anularlo" porque se reorientó el presupuesto necesario para su celebración.

Por su parte, el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y de la Mesa del Toro, Carlos Núñez, ha señalado que esta feria no era una feria comercial, sino que "los ganaderos volvían a casa con 3.000 euros menos y habiendo dedicado su tiempo", por lo que ahora ante la situación económica es "más difícil y no encontramos la fórmula".