Firmado el Pacto por la Vivienda, donde administraciones y entidades financieras destinarán 17.000 millones hasta 2012

Actualizado 13/12/2007 21:24:30 CET

En los próximos tres meses la Junta sacará a concurso público suelos del patrimonio público para la edificación de 7.000 VPO

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, firmó hoy el Pacto Andaluz por la Vivienda con los máximos dirigentes de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), los sindicatos UGT-A y CC.OO.-A, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y los representantes de las entidades financieras que operan en Andalucía, en un acuerdo en el que las administraciones públicas --Junta y municipios-- y las entidades financieras destinarán 17.000 millones de euros en una primera fase del Pacto.

En un acto celebrado en el antiguo convento Nuestra Señora de los Reyes de Sevilla, y que contó con la presencia de cinco consejeros --el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías; Obras Públicas y Transportes, Concepción Gutiérrez; Economía y Hacienda, José Antonio Griñán; Gobernación, Evangelina Naranjo; y Empleo, Antonio Fernández, Chaves destacó la importancia de este Pacto, que es un acuerdo "para sumar y construir" y donde se propone un programa "ambicioso" y "realista" que se llevará adelante "con el consenso de todos".

Dicho Pacto, que se centra en la construcción de 700.000 viviendas en diez años, de las que 300.000 serían protegidas, fue firmado mediante tres acuerdos a tres bandas, con los empresarios y sindicatos, con los municipios y con 31 entidades financieras --bancos y cajas de ahorros-- que operan en Andalucía.

El presidente de la Junta, que reconoció que este pacto ha tenido "sus dificultades; sus encuentros y desencuentros, propios de toda negociación difícil y que se mantuvieron incluso hasta último momento", también destacó el "esfuerzo por lograr el consenso" y precisó que este Pacto "prepara el camino para la ejecución del derecho a la vivienda" mediante una Ley y permitirá la puesta en marcha del Plan de Vivienda 2008-2012.

Indicó en materia de financiación, donde "no se pretende regalar nada a nadie", para la primera fase de ejecución del Pacto, hasta 2012, instituciones públicas y bancos y cajas de ahorros destinarán un total de 17.000 millones.

De esta forma, las entidades financieras aportarán 9.500 millones de euros en créditos para la construcción de vivienda protegida, aunque para este período hay establecida una reserva de 18.000 millones, mientras que la Junta aportará 1.900 millones de euros --ya incluidos en los Presupuestos de la Junta-- para ayudas e inversiones en vivienda, más el montante de las operaciones de suelo que se determinen. Los equipamientos e infraestructuras necesarios para dotar a estas viviendas de todos los servicios básicos supondrán una inversión de 5.600 millones de los que los ayuntamientos aportarán una cuarta parte y la Administración autonómica el resto.

EL DECÁLOGO.

El presidente precisó que una vez firmados los acuerdos del Pacto por la Vivienda, se pondrá en marcha un decálogo de medidas de "ejecución inmediata", de forma que en este mes la Junta presentará a las mesas de trabajo con los agentes participantes el documento del Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012, que definirá qué cantidad de viviendas de cada tipo se construirán en los próximos cinco años. Chaves indicó que si la Ley se aprueba en 2008, "los ciudadanos podrán reclamar ese derecho incluso ante los tribunales, pues en la Ley estableceremos el carácter ejecutivo de ese derecho".

Dentro de ese decálogo, el presidente de la Junta anunció asimismo que en los próximos tres meses la Junta sacará a concurso público suelos del patrimonio público para la edificación de 7.000 VPO.

Además, Chaves recordó que, en coordinación con lo que se establezca a nivel nacional, dentro del Plan se pondrá en marcha la nueva figura de vivienda a precio tasado "para satisfacer a un sector de población que sin poder acceder a la VPO, tiene dificultades para el acceso a una vivienda libre, sin que ello afecte a los suelos destinados a viviendas protegidas".

AGILIZACION DE PLANEAMIENTO Y REUNIÓN CON DIPUTACIONES.

Chaves, que también aludió a las medidas para el fomento del alquiler, como las rentas de emancipación, en colaboración con el Ministerio de Vivienda, anunció además que antes de que finalice diciembre se concluirá la elaboración de las normas acordadas con la FAMP para la agilización de los planeamientos urbanísticos municipales, con el fin de obtener de forma rápida suelo para la construcción de VPO, una cuestión "clave" para poder realizar la "amplia oferta de viviendas protegidas".

En ese sentido, el presidente de la Junta aclaró posteriormente que el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) "no se va a tocar" ni se va a modificar, aunque en el acuerdo se recoge "una determinada flexibilización" de esta norma en relación con la no computación de suelo industrial a la hora de establecer los límites de crecimiento o una flexibilización de los límites de crecimiento de los municipios pequeños, que se llevará a cabo mediante el desarrollo de la Ley, "pero que en ningún momento será una alteración del POTA".

Por otro lado, el presidente de la Junta ofreció a los ayuntamientos de ciudades de más de 100.000 habitantes y zonas costeras hacer de forma conjunta reservas de suelo para VPO y anunció que en próximos días se reunirá con las diputaciones provinciales "para abordar con carácter inmediato operaciones de suelo con destino a VPO" en municipios de menos 20.000 habitantes para contratar obras para un conjunto de municipios.

El presidente de la Junta destacó la apuesta por la dotación de equipamientos para las 700.000 viviendas previstas en el plan, presupuestando las inversiones necesarias para atender el crecimiento de población que supondrán, de forma que entre el 25 y 30 por ciento de las nuevas inversiones en infraestructuras y equipamiento se destinarán a los nuevos crecimientos urbanos.

TRAMOS EN FUNCIÓN DE LA RENTA.

Según el Pacto, las 300.000 VPO se distribuirán en cuatro tramos en función de la renta, siendo la renta máxima para acceder a la vivienda protegida de 38.439 euros, que supone 5,5 veces el Iprem, de forma que 200.000 VPO serán para hogares con ingresos brutos entre 600 y 1.500 euros al mes; 40.000 VPO para hogares con ingresos entre 1.500 y 1.200 euros; 40.000 viviendas para hogares con ingresos brutos entre 2.100 y 3.200 euros; y 20.000 viviendas y alojamientos para familias en riesgo de exclusión social. Chaves recordó que esas VPO "son unas tipologías acordes con la demanda social y tendrán un precio adecuado al nivel de renta de los ciudadanos, que en todo caso no será más de un tercio de los ingresos mensuales en caso de venta y una cuarta parte en caso de alquiler".

El presidente de la Junta también insistió en su apuesta por la calidad de las viviendas andaluzas y en la mejora de las condiciones de viviendas existentes, mediante los programas de eliminación de infravivienda, la rehabilitación autonómica de viviendas individuales, la reparación de los elementos comunes de edificios, la instalación de ascensores en edificios con mas de 20 años de antigüedad y la adecuación de determinadas viviendas a las necesidades de personas mayores y con discapacidad.

Chaves destacó que el Pacto por la Vivienda "ha sido el acto más importante que ha hecho el Gobierno andaluz en muchos años en Andalucía", y que tiene como principio básico "asegurar el derecho a la vivienda para los andaluces a través de bases muy sólidas".

El presidente de la Junta destacó el compromiso de la FAMP con este Pacto y su protagonismo "indiscutible" en dicho pacto; así como el papel de las entidades financieras, que están "entusiasmadas" con este acuerdo, que servirá "de impulso al sector de la construcción sobre el que ahora se vive un momento de incertidumbre e incógnita".