Garzón rechaza que IU vaya a ponerse "en manos" de Podemos

Actualizado 23/03/2015 11:35:55 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno y diputado nacional, Alberto Garzón, ha rechazado este lunes que su formación vaya a ponerse "en manos de nadie", en alusión a Podemos, a la vista de los resultados electorales obtenidos este domingo y se ha mostrado partidario de una "colaboración o cooperación parcial" con las fuerzas con las que se compartan elementos del programa electoral.

En una entrevista en Televisión Española, recogida por Europa Press, ha abogado por esas "cooperaciones parciales y horizontales" que, respetando la "autonomía" de cada formación política, permita desarrollar iniciativas, como una comisión de investigación sobre la corrupción en el pasado en la Junta de Andalucía.

"Soy partidario de la colaboración y eso implica respeto a la autonomía de cada uno, no la subordinación de unos sobre otros", ha dicho Garzón, que ha defendido que hay "espacio" para IU y para Podemos en esta situación en la que "el bipartidismo se rompe".

Además, el diputado de IU ha expuesto que Podemos y su formación tienen "estrategias, discursos e historias diferentes" y, en ese sentido, ha afeado que el partido de Pablo Iglesias haya "renunciado a banderas de la izquierda", como "el republicanismo, el laicismo o el ecologismo en aras de llegar a un publico mayor". "Nosotros no hacemos esas estrategias porque la política son principios, valores y coherencia", ha apostillado.

Sobre los resultados de este domingo, Garzón ve "obvio" que los ciudadanos han concebido como "erróneo" el pacto de Gobierno con el PSOE y que IU ha "pagado ese desgaste" pero ha añadido que esa no es "la única variable" para que la federación de izquierdas haya obtenido un resultado tan bajo, sino que también pesa la irrupción de otras fuerzas.

En ese sentido, preguntado por si considera que Podemos les ha arrebatado votos, ha dicho que aún desconoce la transferencia de voto pero ha añadido que en un momento "muy convulso y turbulento, mucha gente quiere algo nuevo y vota a una fuerza nueva para que lo dirija y nosotros no somos fuerza nueva, lo que tiene ventajas e inconvenientes".

Por último, ha censurado que Díaz haya "construido un relato que no compró nadie" para justificar la ruptura del pacto con IU y ha señalado que "la razón última" de su decisión era "el miedo al desarrollo de determinadas leyes parlamentarias que colisionaban con intereses de grandes empresas y el miedo a investigar la corrupción".