Actualizado 11/02/2015 20:04:28 +00:00 CET

El hermano de la diseñadora Juana Martín dice que "no manejó nada"

Asegura que, actualmente, es vendedor ambulante en los mercadillos de Córdoba

   SEVILLA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -    

   Un hermano de la diseñadora flamenca de origen cordobés Juana Martín ha declarado este miércoles como imputado ante el juez investiga las presuntas irregularidades en Invercaria y ha asegurado que fue consejero de la sociedad Juana Martín Andalucía S.L. "a los efectos simbólicos", por lo que "no ha manejado nada".

   Según el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, Rafael Martín Manzano, que actualmente es vendedor ambulante en los mercadillos de Córdoba, ha admitido que, en el marco de una reunión con el presidente y directivos de Invercaria, y "a solicitud" del primero, pidieron que fuera miembro de Juana Martín Andalucía.

   Todo ello "por tratarse de una persona cercana a Juana Martín, a los efectos simbólicos", ha aseverado el imputado en su declaración ante el juez de Instrucción número 16 de Sevilla, subrayando que "no ha manejado nada" y que "sólo ha formado parte de esta sociedad" y debido a "la participación de Invercaria" en ella.

   Asimismo, ha afirmado que, en 2012/2013, "se enteró de que había problemas" en esta empresa y que "había juzgados que querían embargar a la sociedad porque no había dinero", de manera que, el 26 de abril de 2013, efectuó vía notarial y como representante de la empresa un reconocimiento de deuda por valor de 168.162 euros a favor de Juana Martín Diseño S.L..

RECONOCE QUE NO TIENE CONOCIMIENTOS CONTABLES

   Tras ello, "un directivo de Invercaria llamado Nieto", en referencia a Antonio Nieto Garrido, exdirector financiero de esta empresa pública, "le comentó que Invercaria se iba de Juana Martín Andalucía y que él fuera nombrado secretario de la sociedad", por lo que "firmó también ante notario su nombramiento como secretario" a pesar "de no tener conocimientos contables ni los propios de la llevanza de una empresa", ya que "confió en su hermana y en Invercaria".

   Ha declarado, además, que "era conocedor y consciente de lo que estaba firmando en ese reconocimiento de deuda", no obstante lo cual "no era sabedor de que existían procedimientos judiciales con posible anotación de embargo ejecutivo" respecto de Juana Martín Andalucía, por lo que "no sabe nada de que el importe de 168.162 euros coincidía justamente con una de las anotaciones de embargo ejecutivo porque las desconocía".

   En este sentido, el imputado ha aseverado que "no se le indicó por parte de nadie que tendría que efectuarse este reconocimiento de deuda de forma rápida o apresurada para ningún fin", así como "tampoco se le comentó nada de que se efectuara ese reconocimiento de deuda al efecto de ocultar bienes" de Juana Martín Andalucía respecto a Invercaria.

DEUDA CON INVERCARIA

   Asimismo, ha indicado que el reconocimiento de deuda y las actuaciones que ha hecho como consejero de la sociedad "no lo han sido por iniciativa propia, sino por indicaciones de los asesores de su hermana", pues él "no tiene ninguna experiencia en el desarrollo y actividad propio de la función de una empresa".

   De igual modo, ha explicado que cuando se efectuó el reconocimiento de deuda "era conocedor y sabedor de que Juana Martín Andalucía debía dinero a Invercaria", agregando que "las personas de Invercaria fueron las que desde la constitución de Juana Martín Andalucía se encargaron de toda la gestión relacionada con las inversiones, aperturas de tiendas y administración en general".

   En esta pieza separada, están imputados también su hermana, los expresidentes de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y Laura Gómiz, el exdirector de promoción de Invercaria Cristóbal Cantos, y Antonio Nieto Garrido, exdirector financiero de la empresa pública de inversión y capital riesgo de la Junta.

   En el auto de imputación de todos ellos, el instructor puso de manifiesto que los hechos investigados hasta el momento en el marco de la pieza separada sobre Juana Martín podrían ser constitutivos de sendos delitos continuado de malversación de caudales públicos, de falsedad en documento mercantil o alzamiento de bienes.