Publicado 09/03/2022 12:15

Imbroda ve "una locura" lo de los niños retenidos en Coria (Sevilla) y recuerda: "La educación empieza en la familia"

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, en el IES Alto Conquero de Huelva.
El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, en el IES Alto Conquero de Huelva. - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, ha calificado este martes de "auténtica locura" la retención de tres menores en un piso ocupado de Coria del Río (Sevilla) por parte de sus padres, que evitaban así que les fueran retirados por una condena por desamparo, y ha recordado que "la educación empieza en la familia y se construyen las casas", y, si esto no se cumple, "la convivencia escolar se resiente".

"Este tipo de comportamientos inadecuados de algún alumno o de amenazas, cualquier tipo de actitud inadecuada, ¿por qué sucede? Eso viene de las casas. Hay que decirlo alto y claro", ha manifestado el consejero en declaraciones a la prensa en Sevilla.

Los hechos de este secuestro se conocieron este lunes, cuando la Policía Nacional detuvo a los padres de los menores, que se encontraban desaparecidos desde 2017 para evitar la retirada de los mismos por desamparo en virtud de una resolución del Servicio de Protección de Menores.

Imbroda ha apuntado que "las familias educan y los colegios enseñan", de forma que los centros escolares refuerzan valores de respeto, responsabilidad, rendimiento o disciplina, "pero todos esos valores se gestan en las casas, en las familias", por lo que es "absolutamente injusto que haya familias que deleguen esa educación en los colegios y no asuman sus responsabilidades".

Así pues, "este caso concreto es un verdadero disparate que yo no sé que clase de padres pueden hacer una cosa así. ¿Qué podemos esperar de esos niños? Pobrecitos", ha agregado.

Ha concluido subrayando que no está dispuesto que la docencia se convierta en una "profesión de riesgo" y hará "todo lo posible" para evitar estas actitudes dentro de sus competencias. "Habría que coger a los padres, sentarlos... Prefiero no seguir porque me caliento", ha finalizado.

Más información