Javier Moro, Premio Planeta 2011, afirma que "los desafíos del poder no han cambiado tanto"

Javier Moro E Inma Chacón, Ganador Y Finalista Del Planeta, Visitan Sevilla
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 16:23:59 CET

Inma Chacón reivindica los derechos de la mujer en 'Tiempo de arena' y define ser finalista del Planeta como "una bendita locura"

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El escritor Javier Moro (Madrid, 1955), ganador del Premio Planeta 2011 por la obra 'El imperio eres tú', ha asegurado este jueves que "existen paralelismos" entre la historia que cuenta su libro y la de hoy, porque "Pedro I vuelve a Portugal y se encuentra que las arcas están vacías, al igual que le sucede hoy a Mariano Rajoy", lo que significa que los desafíos del poder "no han cambiado tanto" y que "el margen de maniobra sobre lo que se debe o no hacer es estrecho".

El autor ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en Sevilla, donde ha estado junto a la finalista del Planeta, Inma Chacón por 'Tiempo de arena', justo el año en que se cumplen los 60 años del galardón "más importante de las letras españolas", a juicio de la responsable del área de ficción de Editorial Planeta, Ángeles Aguilera, quien ha dicho que se trata "de dos novelas muy diferentes", pero en la que los personajes comparten "sentimientos, pasiones y secretos de familia". Además, agrega, "son el resultado de dos autores que han llegado hasta aquí por ser muy trabajadores".

Así, en 'El imperio eres tú', Moro se propone divulgar al público la "bastante desconocida" historia de la monarquía portuguesa a través de la figura de Pedro I, un personaje contradictorio que, a pesar de tener mucha cosas reprochables en su biografía, acabó por redimirse al final de su vida convirtiéndose en un "héroe", ha señalado el escritor, que ha dicho de su protagonista que "es de esos personaje que al principio te parece una bestia humana, pero luego le vas entendiendo y hasta te gustaría cenar con él".

El punto de partida de esta novela histórica, se encuentra en el año 1808, cuando Juan VI de Portugal, asustado por lo que estaba sucediendo en España, decide exiliarse con su familia en sus posesiones de Brasil. Diez años más tarde, su hijo, Pedro de Braganza y Borbón, se convirtió en un luchador por la libertad y que cambió la vida de dos continentes.

En este sentido, Moro afirma que "no le hubiera interesado la historia de Pedro I si solo hubiera sido un hombre mujeriego y pendenciero, pero fue un hombre que se redimió, y lo hizo olvidándose de sí mismo y arriesgando por lo que el creía justo". "Podría haberse convertido en un sátrapa, pero, sin embargo, siempre fue fiel a sí mismo", subraya.

Asimismo, Moro ha reconocido que la consecución del Planeta ha supuesto "un espaldarazo estupendo y fantástico" porque "permite dar a conocer tu obra", al tiempo que ha explicado que lo que le motivó a escribir esta historia de "lucha, amor y pasiones desmedidas" en el Brasil del siglo XIX, es que "hay mucho escrito sobre Pedro I, del que empezó a oír hablar hace 20 años, pero ninguna de los textos le hace justicia, porque o se exceden en el lado mujeriego y pendenciero, o lo ponen como el héroe marcial que no era".

"NO ES UNA NOVELA FEMINISTA PERO SÍ COMBATIVA"

Por su parte, Inma Chacón (Zafra, Badajoz, 1954), quien ha dicho que "es un premio ser la finalista del ganador", un extremo que ha calificado de "bendita locura ", ha indicado que en 'Tiempo de arena' los espacios, el tiempo y las casualidades "son los protagonistas" de esta novela en que tres mujeres --Mariana, Munda y Alejandra-- "se rebelan contra su destino" y "quieren cambiar las cosas con respecto a las mujeres".

En este sentido, Chacón ha recordado que la primera Ley que permitió el acceso de las mujeres a la Universidad es de 1910, "y aun así los hombres las recibían a pedradas", ha resaltado. Así, "he querido trasladar con esta novela el ambiente encorsetado en el cuerpo y en el alma de las mujeres de finales del XIX", y ha señalado que como referente de estos personajes de ficción "están Carmen de Burgos, Victoria Kent, o Emilia Pardo Bazán". "No es una novela feminista pero es trasfondo es muy reivindicativo", destaca.