Publicado 26/01/2021 17:53CET

A juicio en Sevilla dos hermanos por presunto fraude con un préstamo estatal para un proyecto empresarial

Audiencia de Sevilla
Audiencia de Sevilla - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla tiene previsto un juicio el jueves contra dos hermanos acusados de fraude de subvenciones, tras no justificar supuestamente el gasto de un préstamo estatal por valor de 1,26 millones de euros asignado para una empresa que administraban, no devolver supuestamente ni un sólo plazo y transferir 575.960 euros de ese dinero a otras empresas "controladas" por ambos.

En el escrito de acusación de la Fiscalía, dirigido contra Manuel y Luis Miguel B.G. y la sociedad compartida por ambos Pinturas Aéreas Bahía de Cádiz, se detalla que dicha empresa fue creada en marzo de 2011 y previamente, los promotores de la misma habían solicitado una ayuda al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, merced a una orden estatal de subvenciones a la promoción de la industrialización del tejido productivo.

Estas personas enajenaron la empresa en mayo de 2011 en favor de los hermanos Manuel y Luis Miguel B.G., quienes fijaron la sede social de la misma en Sevilla capital y "continuaron con la tramitación" de la ayuda estatal solicitada, hasta que en junio de ese año el Ministerio concedió la misma, traducida en un préstamo de 1,26 millones de euros sin intereses abonado en julio en una cuenta de la empresa en cuestión, con "un plazo para la instalación de la industria a la que se ayudaba" que finalizaba el 30 de octubre de 2012 y la devolución del dinero en diez años.

Pero los acusados, como administradores de la sociedad Pinturas Aéreas Bahía de Cádiz, se "apoderaron" supuestamente "en su beneficio" del dinero prestado por el Ministerio, no lo dedicaron al fin asignado y, en vez de ello, supuestamente sin justificar gasto alguno, transfirieron supuestamente 575.960 euros de dicho préstamo sin intereses a cuentas de otras empresas "controladas" por ambos, sin devolver "ni un solo plazo" del citado préstamo.

Dado el caso, la Fiscalía ve un presunto delito de fraude de subvenciones, reclamando para cada uno de ellos cuatro años de prisión y multas de dos millones de euros, más una sanción por la misma cuantía para la empresa Pinturas Aéreas Bahía de Cádiz y la pérdida del derecho a obtener ayudas públicas o beneficios fiscales durante cuatro años.