Actualizado 03/05/2007 20:59 CET

Julia Navarro señala que el fanatismo "no es un fenómeno actual", sino "algo tan viejo como el mundo"

SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La escritora y periodista Julia Navarro ha publicado la novela 'La sangre de los inocentes' (Plaza & Janés), una obra que se adentra a través de diferentes escenarios y épocas históricas en la intolerancia y el fanatismo del ser humano, "un fenómeno que no es algo actual, sino tan viejo como el mundo", donde "el enfrentamiento entre Oriente y Occidente aparece como telón de fondo".

En declaraciones a Europa Press, la autora destacó que "si echamos un vistazo a la historia comprobaremos que en todas las épocas ha habido hombres que han querido imponer sus creencias, sin importarles tener que asesinar o cometer barbaridades para erigir sus ideas como la verdad absoluta". De esta forma, manifestó que, "a raíz del atentado de las Torres Gemelas en Nueva York y del 11-M en Madrid, decidí que tenía que escribir un libro sobre el fanatismo, pero no sólo sobre el fanatismo religioso, sino sobre todo tipo de fanatismo, porque este fenómeno suele ir unido también a otro tipo de intereses, como los intereses políticos".

Asimismo, Navarro definió esta novela como "la más ambiciosa de mis obras, en la que apuesto claramente por el diálogo y la reflexión sobre el significado del fanatismo". Al hilo de ello, señaló que a lo largo de las páginas del libro "se conjugan elementos como el misterio, la aventura y la historia, dando forma a un thriller que refleja el choque de civilizaciones".

A este respecto, explicó que "la trama empieza en el siglo XIII en Montségur con el monje dominico Fray Julián y la lucha entre cátaros y católicos, si bien continúa en la II Guerra Mundial, donde un profesor medievalista emprende un viaje por el Berlín nazi en busca de su esposa de origen judío, y continúa en la actualidad con el atentado de unos islamistas radicales en Frankfurt". Así, agregó que "el Centro Antiterrorista de la Unión Europea, junto con los servicios secretos del Vaticano, intentarán desentrañar estos acontecimientos".

De esta forma, indicó que "la argamasa de la obra está compuesta por la crónica medieval de este fraile de la Inquisición enfermo de remordimientos y de mala conciencia al condenar a los cátaros a la hoguera por entender el cristianismo de una forma distinta a la Iglesia Católica". Además, agregó que la obra "descubre que, al final, la gente inocente es la que siempre muere, víctima de los sueños, locuras y ambiciones de otros hombres".

Igualmente, la autora apuntó que todas sus obras suelen llevar "una fuerte carga política", por lo tanto "esta novela critica la intolerancia y el fanatismo, mientras que 'La Biblia de Barro' es un alegato contra la guerra y 'La Hermandad de la Sábana Santa' advierte contra las grandes corporaciones".

"UN CHOQUE DE CIVILIZACIONES DE LO MÁS RENTABLE"

Por otra parte, Navarro indicó que "en el fondo de la historia está el enfrentamiento entre Oriente y Occidente, una rivalidad en la que hay algunas personas especialmente interesadas por los beneficios económicos que esto puede aportarles". Así, manifestó que "hay gente que se ha enriquecido gracias a la guerra de Irak y, en este sentido, el choque de civilizaciones puede resultar de lo más rentable".

Por último, resaltó que, a través de uno de sus personajes favoritos, "que representa la razón frente a la sin razón, se desmitifica toda esa pseudoliteratura de principios del siglo XX en torno al Santo Grial y los cátaros, desmontando esos argumentos esotéricos que han ido creciendo alrededor de este tema".