La Junta descarta la desaparición de la titulación de Informática porque el marco europeo "no regula" las profesiones

Actualizado 18/11/2008 18:07:04 CET

SEVILLA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Triguero, descartó hoy la desaparición de la titulación de Informática en las universidades andaluzas y, ante la huelga a la que están llamados los titulados y estudiantes del sector por las propuestas gubernamentales al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, aseguró que este marco comunitario está destinado a regular "la formación de cara a la futura práctica profesional", pero "no incide en la regulación de las profesiones".

Triguero, en su momento decano de la primera facultad de Informática de Andalucía, respaldó en un comunicado la "continuidad" de esta titulación y achacó "a la desinformación" el debate suscitado a tal efecto con una huelga a la que mañana están llamados los diplomados, licenciados, doctores, ingenieros e ingenieros técnicos de Informática, así como los estudiantes universitarios de la citada materia.

Según dijo, es necesario diferenciar entre la regulación profesional y la formación universitaria, precisando que el Espacio Europeo de Educación Superior regula "la formación que reciben los profesionales encaminada a su futura práctica profesional". Sin embargo, este marco comunitario "no incide en la regulación de las profesiones" y "los ingenieros y los ingenieros técnicos en Informática mantendrán su actual situación profesional y contarán con las enseñanzas destinadas formar a los estudiantes en estas disciplinas".

Alrededor de 12.000 alumnos cursan informática en las Universidades Andaluzas, en las titulaciones de ingeniería técnica informática de gestión, ingeniería técnica de informática de sistemas, además de la titulación de ingeniería informática.

Actualmente, 43 titulaciones impartidas por las universidades andaluzas se encuentran en fase de adaptación a las exigencias que emanan del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). En este proceso de transformación, las universidades andaluzas vienen trabajando a través de un doble dispositivo: las comisiones de ramas de conocimiento y de título.

Por un lado, las comisiones por rama de conocimiento, dependientes del Consejo Andaluz de Universidades, se vertebran conforme a las áreas académicas en que se ubican los planes de estudios, como son Arte y Humanidades, Ciencias Jurídicas, Ciencias Sociales y Educación, Ciencias de la Salud, Ciencias e Ingenierías y Arquitectura.

Por su parte, las comisiones de título, dependientes de la correspondiente comisión de rama, configurarán el 75 por ciento de enseñanzas de una determinada titulación comunes al sistema universitario andaluz. En ambas comisiones, participan miembros de la comunidad universitaria y agentes sociales externos vinculados con cada titulación.

Asimismo, según a explicado Triguero, la participación en cada una de las comisiones se instrumenta por parte de la Consejería a través de la representación de los alumnos y los miembros de los Consejos Sociales. En este sentido, Triguero ha resaltado la actividad que está impulsando la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, en el seno de las comisiones en su faceta de coordinación del Sistema Universitario Andaluz.

METODOLOGÍA DOCENTE

Además de la participación de los agentes sociales en la elaboración de los títulos, el secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología ha incidido en el interés de la Consejería en la incorporación de innovadoras metodologías docentes y las Tecnologías de la Información y la Comunicación en las tareas universitarias. Además ha añadido la importancia de colocar al alumno en el centro del sistema, con titulaciones adaptadas a sus necesidades, con prácticas que le permitan acercarse al tejido productivo y social, además de una formación a lo largo de toda la vida a través de una adecuada oferta de posgrado.

Asimismo, se vinculará la Educación Superior con el Espacio Europeo de Investigación, mediante el fortalecimiento de la estructura investigadora de las universidades y otros agentes del sistema andaluz del conocimiento.

EL MODELO ANDALUZ DE ADAPTACIÓN

En cuanto al modelo andaluz de adaptación al Espacio Europeo, se caracteriza por la formación transversal. Esto implica que todo estudiante universitario, independientemente de su titulación, contará con conocimientos humanísticos, además de habilidades de gestión y de emprendimiento. Asimismo, los alumnos contarán con un segundo idioma, preferentemente inglés, que satisfaga la necesidad de internacionalización, además de capacidades para gestionar la innovación y formación dirigida a la sensibilización en la cuestión de género.

Una vez finalizado esta fase común a todas las universidades, cada institución definirá sus planes de estudio y presentará sus propuestas al Consejo Andaluz de Universidades, para verificar posteriormente las titulaciones. De esta forma, el próximo curso 2009-2010, las universidades comenzarán a impartir algunas de sus titulaciones siguiendo las directrices del marco europeo.

Triguero ha incidido en que este nuevo escenario constituye una oportunidad para transformar las universidades andaluzas, que acentúen su compromiso social, incrementen su vinculación con el tejido socioeconómico y con el territorio en que se insertan y aprovechen las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

El espacio europeo supone una garantía de la calidad de la enseñanza superior, que favorecerá la movilidad de los alumnos andaluces ya que, como ha indicado Triguero, contarán con títulos válidos para toda la Unión Europea. Además, el nuevo marco favorece que, tanto la enseñanza como el aprendizaje, se orienten a la futura práctica profesional. Así, según ha resaltado el Secretario General de Universidades, Investigación y Tecnología se aumentará la empleabilidad de los universitarios andaluces.