Publicado 14/03/2014 14:17CET

Junta prevé aprobar el martes el decreto de construcción sostenible y prepara otra fase de simplificación burocrática

Maldonado cree que hace falta aplazar el horizonte temporal de las políticas de consolidación fiscal

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta tiene previsto aprobar el próximo martes en Consejo de Gobierno el decreto ley de construcción sostenible, segun ha anunciado el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, quien ha anunciado que en "próximas semanas" aprobará una normativa que otras 220 autorización administrativas y burocráticas, que se suman a las ya efectuadas.

Sánchez Maldonado ha pronunciado una conferencia dentro de los desayunos informativos de Banco Santander y Grupo Joly, donde ha explicado que mediante este decreto ley de construcción sostenible se pretende por un lado diseñar la estrategia de la política económica de construcción sostenible en el horizonte temporal 2015-2020, en consonancia con las directrices europeas, y otra a muy corto plazo la Junta quiere poner en marcha un plan de choque para reactivar la construcción, que se va a centrar en dotar de eficiencia energética al parque de viviendas, industrial y al parque turístico de Andalucía.

Ha indicado que ese plan de choque contará con 200 millones de euros para 2014 y 2015, procedentes íntegramente de fondos europeos destinados a eficiencia energética, con conceptos como autosuficiencia energética, nuevas instalaciones y eficiencia ambiental. Sánchez Maldonado destaca que la construcción sostenible "se centra en potenciar una construcción no especulativa, sino productiva y homologable dentro del modelo productivo de futuro, donde se respete el medio ambiente, la habitabilidad, y coloque a las personas como objetivo de la construcción, elevando el nivel de vida de las personas".

Sánchez Maldonado asimismo ha indicado que en próximas semanas aprobará una normativa para simplificar la vigente sobre 220 autorizaciones administrativas que son competencia exclusiva de la Junta de Andalucía, una simplificación que se suma a las 150 ya simplificadas en una primera fase.

Ha recordado que en el mapa de regulaciones que afectan a la actividad productiva y económica sumaba 700 procedimientos, de los que 150 ya están simplificados, y otros 300 son competencia de la UE, Estado o administraciones locales y los 220 restantes serán los afectados por e decreto que se aprobará en próximas semanas para reducir dichas regulaciones.

Además ha indicado que estarán disponibles los fondos reembolsables que contempla el Programa de Ayudas Financieras a Pymes Industriales, dotado con 150 millones.

Sánchez Maldonado además aludió al nuevo marco de ayudas europeas, donde Andalucía vio reducida en un 20 por ciento los recursos que van a llegar a la Comunidad, lo que supone 340 millones d euros menos de fondos europeos en el nuevo marco financiero, toda vez que "pasaremos de ser región de convergencia a región de transición" en el seno de la UE.

No obstante, ha indicado que "cuando se recalcule en 2016 la distribución de fondos en Europa, seremos de nuevo región de convergencia, y vendrán 3.000 millones más para España, de los que a Andalucía le pueden corresponder entre 1.200 y 1.300 millones de euros", de manera que "los fondos que lleguen a Andalucía serán muy parecidos en el nuevo marco a los del marco anterior".

El consejero en su intervención ha aludido a las competencias de las comunidades autónomas en materia de política social y cree que "para poder salir de la crisis en Andalucía hace falta un cambio de las políticas en España y en la UE, si no queremos que el ritmo de recuperación dure 10 o 12 años", y así, cree que "se necesita una reforma fundamental en la estructura y la política de la Eurozona, yendo a una unión bancaria real".

Sánchez Maldonado considera que "hace falta aplazar el horizonte temporal de las políticas de consolidación fiscal, para que se pueda llegar con diferentes ritmos a esa consolidación fiscal", toda vez que "el marco temporal establecido no se va a cumplir y estamos haciendo milagros en materia de cumplimiento del déficit y de la consolidación fiscal".

"El año pasado se hizo ingeniería financiera para maquillar el déficit y este año lo están haciendo con la política de gasto público, dando una patada hacia adelante a todo el gasto público de noviembre y diciembre", ha aseverado el consejero, quien se muestra "convencido de que no se va a cumplir el objetivo de déficit del Gobierno central".

Por ello, cree que "mejor que el periodo temporal que tardemos en llegar a la consolidación fiscal, sean uno, dos o tres años, es más importante la confianza que seamos capaces de transmitir a los mercados financieros".

El consejero ha apuntado las estrategias de la Junta, como es "potenciar las políticas industriales", algo que también se debe acometer en Europa y en España "para no quedarnos atrás".

Para el consejero "son fundamentales para el crecimiento económico un capital humano formado, manteniendo la educación; sano, manteniendo el gasto en sanidad; y mantener el gasto en conocimiento e I+D+I".

En ese punto, valora el "cambio de tendencia" en el Gobierno central con la 'tarifa plana' para potenciar el contrato indefinido, aunque advierte de que "hasta ahora donde se ha puesto en marcha ha tenido poco efecto".

Maldonado ha puesto en valor los buenos datos de Andalucía en materia de exportaciones en diversos sectores, los datos en materia de aumento de la población activa y afiliación a la Seguridad Social, "y todo ello cumpliendo con los requisitos de consolidación fiscal".

No obstante, cree que "es prematuro e irresponsable definirlo como ciclo económico nuevo, pues en economía nada es irreversible" y ha recordado en los últimos años la destrucción del tejido productivo "de forma muy acelerada" y la "gran desigualdad" generada en España donde "somos el número uno de la UE", además de las elevadas cifras de desempleo y la elevada ratio de pobreza y de diferencia entre ricos y pobres.

Desde la perspectiva del Gobierno andaluz, ha explicado, no basta con registrar décimas de crecimiento positivo, hay que fortalecer el cambio de tendencia para consolidar un crecimiento inteligente, cuya clave está en reorientar el modelo productivo hacia las pautas que marcan la competitividad de la economía.

Esto requiere apostar por políticas destinadas a reorientar la cualificación superior y profesional de los jóvenes en el contexto empresarial; reimpulsar la inversión en I+D y en innovación, elevar el conocimiento como variable económica principal; generar fuentes de financiación para las empresas; propiciar una mayor internacionalización; mejorar la regulación económica; y reindustrializar la economía.

APOYO DEL SANTANDER

Por su parte, el director general de Banco Santander, Enrique García Candelas, que presentó al consejero, considera Andalucía como "pieza clave", con la que mantiene una relación "muy sólida y estable y con vocación de permanencia" y ha mostrado su "compromiso con la Comunidad y con los empresarios andaluces; queremos ser entidad de referencia".

García Candelas, que apunta un cambio de tendencia en indicadores macroeconómicos, ha apuntado aspectos como la mejora de la competitividad, mejor solvencia, efectos positivos de la reforma laboral, la reestructuración del sistema financiero y la respuesta de las autoridades económicas en el ámbito de la zona Euro.

El director general del Banco Santander ha indicado que la entidad en Andalucía tiene más de 800 oficinas, con 1.800 empleados, dos millones de clientes y 41.000 millones de euros de negocio.

Ha reiterado su compromiso con Andalucía, de forma que "abogamos por mayor cercanía con los clientes para poder prestar servicios de calidad, queremos convertirnos en el mejor banco de clientes, queremos crecer en la financiación a familias y empresas y dar mayor apoyo a la internacionalización de las empresas andaluzas".

Para leer más