Madres y padres de alumnos del 'Raimundo Lulio' protestan ante Educación al quedar "a medias" la renovación

Publicado 21/02/2014 17:45:08CET

SEVILLA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 personas, todas ellas madres y padres de alumnos del colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Raimundo Lulio, perteneciente a la localidad sevillana de Camas, han protagonizado este viernes una protesta a las puertas de la sede institucional de la Delegación provincial de Educación. El colectivo reclama a la administración educativa que no deje "a medias" el proyecto destinado a dotar al conjunto de esta comunidad educativa de un nuevo edificio.

Pilar Díaz, presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del CEIP) Raimundo Lulio, ha informado a Europa Press de que, pese a que el inicio del curso escolar 2013-2014 ha estado marcado por el estreno de la primera fase del nuevo edificio de este colegio, las instalaciones sólo albergan a una línea de las dos que forman esta comunidad educativa, porque el nuevo edificio espera aún la construcción de las dos siguientes fases.

Así, algo más de 200 alumnos cursan sus estudios en estas instalaciones que, no obstante, no cuenta con "comedor, teléfono, Internet o gimnasio", mientras los restantes 200 alumnos siguen estudiando en el antiguo edificio porque el nuevo espera aún nuevas obras para contar con una segunda y una tercera fase. "No a una educación a medias. No a un colegio a medias", reclama el colectivo, que ha celebrado su protesta con cascos y chalecos reflectantes para escenificar su demanda en cuanto a la conclusión del nuevo edificio.

"PEREGRINACIÓN" DIARIA

Y es que, como explica la presidenta del AMPA, muchos de los padres tienen a hijos en ambos edificios y cada día deben seguir una "peregrinación" a la hora de dejarles en el colegio y luego recogerles. Dada la ausencia del delegado territorial de la Consejería de Educación, Francisco Díaz Morillo, quien se encontraba en la entrega de las banderas del Día de Andalucía de la provincia de Sevilla, la directiva del AMPA ha logrado reunirse con el secretario general del departamento de Díaz Morillo y su responsable de planificación.

A ellos les han reprochado que el nuevo edificio del CEIP Raimundo Lulio siga esperando sus dos últimas fases, mientras la Administración educativa habría licitado la construcción de un centro completo por valor de 4,5 millones de euros para Mairena del Aljarafe. "Nos dicen que somos la prioridad, pero hace falta el dinero", se ha quejado la presidenta del AMPA antes de manifestar que la Administración estudia posibles vías de financiación pero sin concretar nada.