La Mancomunidad del Guadalquivir descarta falta de "transparencia y garantía" en la selección del nuevo gerente

Publicado 04/01/2019 17:27:39CET

La persona propuesta por la comisión técnica fue personal de confianza en la Mancomunidad de Los Alcores pero tal aspecto no fue valorado como experiencia

SEVILLA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Mancomunidad del Guadalquivir, que presta labores de recogida de residuos sólidos, recogida selectiva de residuos o limpieza viaria en 27 municipios, incluyendo el Parque del Alamillo de Sevilla al asentarse en suelos de Santiponce, ha desestimado un recurso de alzada promovido contra la selección del ingeniero Juan Ramón García Sainz de Medrano como nuevo gerente, bajo la premisa de que el proceso selectivo ha estado sujeto a "criterios de objetividad e imparcialidad", toda vez que el citado recurso avisaba de una "designación sin la transparencia debida y sin la más mínima garantía".

Tal extremo queda reflejado en el acuerdo de la junta de gobierno de la Mancomunidad del Guadalquivir, presidida por el alcalde de Villamanrique de la Condesa, José De la Rosa Solís, en el que se aprueba la designación del nuevo director gerente de la entidad.

En dicho acuerdo, aprobado el pasado 19 de diciembre y recogido por Europa Press, se detalla que para la selección mediante libre designación de una persona que ostentase la Gerencia de la Mancomunidad fue conformada una comisión técnica, que admitió un total de cinco candidaturas, toda vez que la designación de este cargo estaba sujeta a los "principios de mérito y capacidad y a criterios de idoneidad".

Y tras el "estudio de los curriculum vitae y la documentación presentada por los candidatos acreditativa de los méritos y la valoración del proyecto de gestión de residuos urbanos" de cada uno de ellos, la citada comisión propuso para el cargo a Juan Ramón García Sainz de Medrano, un ingeniero químico que cuenta en su historial con cargos como el de técnico en gestión de residuos de la Diputación de Sevilla y director técnico de la Mancomunidad de Los Alcores.

Notificada dicha propuesta a todos y cada uno de los aspirantes, uno de los cuatro candidatos que no obtuvo el puesto, en concreto Antonio Roque Martín, promovió un recurso de alzada advirtiendo de que la mencionada designación había sido realizada "sin la transparencia debida y sin la más mínima garantía necesaria para entenderse realizado debida y legalmente el proceso selectivo".

Por ello, reclamaba que dicho procedimiento fuese declarado nulo y que el proceso de selección fuese repetido con todas las garantías y "en base a un principio básico como es el de igualdad en los procesos selectivos de acceso al empleo público con ejercicios o pruebas como la exposición del proyecto y con los méritos valorados de forma que todo el mundo sepa cuales son los mismos y qué puntuación se ha adjudicado a dichos méritos, a fin de evitar la oscuridad en la designación".

Frente a ello, la comisión técnica encargada del proceso selectivo ha defendido que a la hora de evaluar los méritos de los candidatos, "al no estar previsto en las bases de la convocatoria la forma de valorar los méritos referidos a cursos de formación, experiencia profesional y el proyecto de gestión", se decidió una valoración de los cursos de formación con un punto por cada curso impartido como ponente, mientras para los cursos realizados se otorgaba un punto hasta las 50 horas lectivas, dos puntos por cursos de 51 a cien horas lectivas y tres por los cursos de entre 101 y 150 horas lectivas.

En cuanto a la "experiencia profesional relevante en puestos con funciones de dirección, planificación, programación, informe o similares en las áreas de gestión de residuos", la comisión técnica decidió otorgar un punto por cada año de experiencia en tales materias, así como un máximo de diez puntos para el proyecto de gestión de residuos urbanos elaborado por cada uno de los candidatos.

Aplicada la citada baremación, según se detalla en la documentación, García Sainz de Medrano obtuvo 24 puntos, mientras el siguiente aspirante logró 13, seis otros dos de ellos y cinco el último clasificado.

A tal efecto, agrega la comisión técnica que no fue valorada la experiencia de García Sainz de Medrano en la Mancomunidad de Municipios para la Gestión de Residuos Urbanos de Los Alcores, referida a diversos periodos como personal eventual de confianza, pues tal extremo lo prohíbe el Estatuto Básico del Empleado Público.

"La actuación de la comisión se ha llevado a cabo con criterios de objetividad e imparcialidad", defiende el citado órgano de la Mancomunidad del Guadalquivir, detallando que la propuesta de designación de García Sainz de Medrano para el puesto de gerente fue publicada en "el tablón de anuncios físico y en el tablón
electrónico alojado en la página web de la Mancomunidad, en el portal de transparencia y el Boletín Oficial de la Provincia".

Por ello, el mencionado recurso de alzada ha sido desestimado, siendo confirmada la designación de García Sainz de Medrano como nuevo gerente de la Mancomunidad del Guadalquivir, extremo finalmente aprobado formalmente por la junta de gobierno de la entidad el pasado 19 de diciembre.

Contador