Actualizado 02/04/2013 14:11 CET

Marruecos cree que la Eurocámara es un "dinosaurio" que dificulta un acuerdo pesquero con la UE

Youssef Amrani
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 'número dos' del Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí, Youssef Amrani, ha manifestado la voluntad de su Gobierno de alcanzar un acuerdo con la UE para que los barcos europeos, la mayoría españoles, puedan faenar en los caladeros marroquíes, pero ha señalado que el Parlamento Europeo, que necesariamente debe ratificar cualquier acuerdo, es un "dinosaurio" que impide cualquier avance.

"Es difícil trabajar con la Unión Europea porque tenemos un Parlamento Europeo que es un dinosaurio", ha declarado Amrani durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press.

Sin embargo, el diplomático marroquí ha asegurado que "estamos avanzando y bien", el acuerdo pesquero "está en camino" y ha señalado que cuentan con el apoyo del sector para que se pueda concretar un consenso. "Hay voluntad de que siga adelante. Hay países que están empujando, pero también el Parlamento Europeo tiene algo que decir", ha explicado.

Hace un año que los barcos de la UE no pueden faenar en la zona porque el Parlamento Europeo tumbó el convenio inicialmente negociado por Bruselas y Rabat, al considerar que no ofrecía garantías suficientes sobre su rentabilidad, su sostenibilidad y el respeto de los derechos fundamentales de los habitantes del Sáhara Occidental, antigua colonia española ocupada por Marruecos. Según el Derecho Internacional, la explotación de los recursos naturales de una zona bajo ocupación debe realizarse en beneficio de la propia comunidad residente.

El propio Amrani ha reconocido que además de las cuotas y de la compensación económica son dos de los aspectos clave de la negociación, también hay una faceta política y de Derechos Humanos. "No tenemos complejos para abordar esta cuestión", ha asegurado.

Amrani, formalmente ministro delegado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación marroquí, ha destacado la buena relación, materializada en el Estatuto Avanzado, e incluso ha señalado que está trabajando con el Gobierno de España para "ir más allá" de este marco. "Estamos trabajando como un país europeo, con presencia en organismos como el Consejo de Europa. Solamente no estamos en las instituciones", ha argumentado.