Actualizado 23/09/2015 15:24 CET

Más de 1.500 alumnos acuden a los Cursos de Verano, que buscan "nuevas fórmulas" de adaptación al "entorno"

María Dolores Oliver y Eugenio Domínguez Vilches
EUROPA PRESS

Los matriculados universitarios se sitúan por debajo del 50 por ciento, mientras que los desempleados copan el 67% de las plazas

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.525 alumnos, un 15,75 por ciento de ellos becados, se han matriculado en la edición de 2015 de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), con una media de unos 26 por curso, en un momento de inflexión en el que la institución asegura que se planteará la dirección a tomar respecto a unos eventos cuya celebración está garantizada en tanto que "seña de identidad" de la sede académica, si bien se buscarán "nuevas fórmulas" de adaptación ante un "entorno" cambiante.

En rueda de prensa, el rector de la UNIA, Eugenio Domínguez Vilches, y la vicerrectora de Ordenación Académica, María Dolores Oliver, han señalado que se esperará hasta conocer todos los datos, si bien ya se avanza algún tipo de actuación relacionada, por ejemplo, con el "solapamiento" de las actividades, con lo que, a pesar de que "estamos bastante seguros que no se hacen competencia porque van dirigidos a públicos distintos", se organizarán de tal forma que los que vayan a unos puedan ir luego a otros.

Ello, respetando las casuísticas de cada campus, ya que, por ejemplo, Domínguez Vilches ha subrayado que se respetará la programación de agosto en Baeza (Jaén) por hacerla coincidir con la temporada turística alta de esta localización, "pero quizás la de Sevilla no la dejemos para septiembre".

En cuanto al formato de los cursos, la UNIA se declara satisfecha con el mismo, aunque el rector ha aludido a que quizás algunos cursos pudieran pasar a ser encuentros, para así dar cabida a más ofertas, de las cuales este año se han presentado más de 300.

Con cursos de mucha aceptación, como los relacionados con la tecnología de los 'drones', el 'trading' o cómo hablar en público, la institución también ha confirmado que no repetirá el formato llevado a cabo el pasado ejercicio de los Cursos de Otoño --que buscaba dar cabida a muchos de los cursos ofertados que tuvieron que quedar fuera del programa--, puesto que, según Oliver, "no hay necesidad y restaría recursos para el resto de actividades".

El número de cursos y asistentes es menor que el del pasado año --70 y 1.800--, si bien ha subido la media de alumnos por evento y hay menos desviación. Al respecto, la vicerrectora de Ordenación Académica ha explicado que "este año se ha primado la calidad", por lo que hay cursos que han contado con menos asistentes para no interferir en el aspecto cualitativo de los mismos.

Han asistido interesados de 21 nacionalidades, 13 de ellas latinoamericanas. Por otra parte, el alumnado universitario ha retrocedido del 60 por ciento del pasado ejercicio a menos del 50 por ciento, algo que Domínguez Vilches atribuye al cansancio generado por una actividad universitaria con final tardío; por contra, el 67 por ciento de los alumnos eran desempleados.

Los cursos han contado con un total de 569 ponentes --9,8 por actividad--, de los cuales el 40 por ciento era profesorado universitario y el 60 por ciento era del sector profesional. Hasta 90 entidades públicas y privadas se han implicado en los cursos. Por último, más de 12.000 espectadores han asistido a la programación cultural paralela.

CURSO SOBRE LAS CLAVES DEL EMPRENDIMIENTO

La UNIA, de otro lado, también ha presentado este miércoles el curso 'La claves del emprendimiento', un "broche estupendo", según el rector, para los Cursos de Verano en el campus de La Cartuja de Sevilla, sobre un asunto del que "se habla mucho en este país pero pocos estudian". Las "dificultades" para el sector empresarial de este país son, para Domínguez Vilches, una de las claves de un asunto del que "debería haber asignatura específica en todas las carreras".

Uno de los ponentes destacados es el presidente de Covap, Ricardo Delgado Vizcaíno, como ejemplo "importante" de emprendimiento en la comunidad autónoma andaluza, bajo la premisa de "hacer de la necesidad virtud". "Emprendedores a los que les suena la flauta los hubo y los hay", pero, según Delgado, es preciso mantener la cultura del "esfuerzo" y tener presente la idea de que "sin la ética, la economía para algunos no existe".

Asimismo, la presidenta de la Fundación Persán --implicada en el curso--, Concepción Yoldi, ha puesto de manifiesto la importancia de creación de empresas en Andalucía, algo que considera desde las clases dirigentes se debería fomentar, "y no legislar en contra".

Ha puesto como ejemplo los datos de evolución empresarial de 2014, según los cuales de 480.000 empresas andaluzas 463.000 son microempresas o de autoempleo, mientras que las pequeñas, medianas y grandes son poco más de 17.000. "Así no puede funcionar bien el tema del empleo", lamenta Yoldi, que, con todo, se congratula de que, aunque en muy poca medida, los datos de creación de empresas hayan avanzado.

La escasa vocación emprendedora de los jóvenes andaluces, la "atomización" o no perder de vista el criterio empresarial de productividad y eficacia han sido algunas de las principales cuestiones expuestas en la presentación.

Para leer más