Más de 251.700 trabajadores en Andalucía buscan cambiar de empleo o compatibilizarlo con el actual, según Randstad

Actualizado 19/10/2015 12:48:50 CET

SEVILLA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La empresa Randstad, empresa dedicada a ofrecer soluciones de recursos humanos, ha indicado que un total de 251.725 trabajadores en Andalucía se encuentran actualmente en búsqueda de un nuevo empleo o compatibilizarlo con el que tienen.

En un comunicado, la entidad ha analizado la situación laboral de aquellos profesionales que, teniendo un trabajo, se inscriben como demandantes de empleo, puesto que se tratan de "trabajadores que están buscando cambiar de empleo o compatibilizarlo con el que tienen, es decir, pluriempleo".

En esta línea, Randstad ha detectado que estos más de 251.000 trabajadores en Andalucía que están buscando un nuevo empleo supone un 2,5 por ciento menos que en 2014, y a su vez, supone el 17,7 por ciento del total de demandantes de empleo andaluces, una tasa que a nivel nacional se sitúa por debajo, en el 16,4 por ciento.

Según ha indicado Randstad, en total España ha registrado 898.133 demandantes de empleo que cuentan con trabajo actualmente, independientemente de su formación académica. De hecho, su peso en el mercado laboral ha aumentado en el último año, de 16,4 por ciento frente a 15,6 por ciento.

Lo que destaca de este grupo es que "a mayor nivel formativo, más intención de buscar un nuevo empleo", ha señalado la entidad, siendo en esta misma línea que, "más de 165.000 trabajadores con educación superior están buscando un nuevo empleo, lo que supone el 18,7 por ciento del total de demandantes de empleo con nivel formativo superior, 886.000 profesionales".

LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA ANIMA A BUSCAR OTRO EMPLEO

Cuando se ha analizado la evolución de los demandantes de empleo ocupados de los últimos diez años, el análisis de Randstad ha revelado "cambios significativos a lo largo de la serie histórica".

Según la entidad, el año 2007 fue el que registró "mayor volumen de demandantes de empleo ocupados", ya que uno de cada cinco profesionales que buscaba trabajo estaba ocupado en aquel momento (20,5%).

Sin embargo, a partir de 2007, se registraron durante siete años consecutivos descensos en esta tasa, llegando hasta el 15,6 por ciento de 2014. Mientras que este año, ha sido "el primer año en el que ha aumentado el volumen de profesionales demandantes de empleo ocupados tras la crisis", aumentando por tanto hasta el 16,4 por ciento.

"La recuperación de puestos de trabajo y el aumento de oportunidades laborales ha influido de manera directa en las expectativas de los empleados, que prevén mayores facilidades a la hora de encontrar un nuevo trabajo", ha explicado Randstad.

El informe llevado a cabo por la entidad ha puesto de manifiesto que "existe una relación directa entre el nivel formativo de los profesionales y la búsqueda de empleo", es decir, el volumen de trabajadores que rastrean el mercado laboral en busca de nuevas oportunidades "es mayor cuanto más elevada es su formación académica".

En este sentido, el 15 por ciento de los demandantes de empleo que cuentan con educación primaria están "ocupados"; con educación secundaria, este porcentaje asciende al 16,3 por ciento, y por último, los profesionales con formación postsecundaria alcanzan una tasa del 18,7 por ciento.

De hecho, son los trabajadores con una formación superior los que han encontrado "más facilidades para emplearse durante los años de crisis", aunque en algunos casos se ha dado "una sobrecualificación de los trabajadores, lo que podría provocar este interés por cambiar de empleo a otro más acorde a sus expectativas, formación o experiencia", ha explicado la entidad.

ANDALUCÍA, POR ENCIMA DE LA MEDIA NACIONAL

El mercado laboral de cada región difiere cuando se analiza la situación de los trabajadores que se encuentran buscando otro empleo, es por ello que Euskadi es la comunidad con un porcentaje más elevado de trabajadores que buscan un empleo (38,4%) aunque están actualmente trabajando. Del total de demandantes de empleo de Euskadi --273.233--, más de 95.000 están ocupados actualmente.

Tras ella, se sitúan las comunidades de Aragón, Murcia, Baleares y Navarra, con una tasa superior al 20 por ciento, frente al 16,4 por ciento de la media nacional.

Andalucía, por su parte, se sitúa en el 17,7 por ciento, un punto porcentual por encima de la media española. En la parte inferior de este ranking se encuentran Canarias, Galicia y Castilla-La Mancha, con ratios por debajo del 12 por ciento.

Por provincias, Guipúzcoa, Álava y Vizcaya copan los tres primeros puestos, en las cuales, uno de cada tres demandantes de empleo tiene trabajo actualmente. En este sentido, Huelva y Jaén se sitúan entre el 25 por ciento y el 27 por ciento. El resto de regiones que superan el 20 por ciento son Teruel, Almería, Castellón, Huesca, Córdoba y Zaragoza.

En el lado opuesto, las provincias con menores tasas de demandantes de empleo ocupados son Toledo, Ciudad Real, Las Palmas y Ourense, todas por debajo del once por ciento.

MAYOR DEMANDA EN EL SECTOR SERVICIOS

El último de los factores que analiza el informe de Randstad hace referencia al sector económico de los profesionales, destacando en primer lugar, que en términos absolutos, ha descendido la cifra de demandantes de empleo ocupados en agricultura, industria y construcción.

En este aspecto, según ha indicado la entidad en su informe, únicamente ha crecido en el sector servicios, si bien su aumento ha sido leve, es decir, 1.600 demandantes de empleo, lo que supone un aumento del +0,3 por ciento.

El resto de sectores productivos analizados --agricultura, industria y construcción-- han registrado descensos en cuanto al volumen de trabajadores que están buscando otro empleo.

En esta línea, el "más pronunciado" ha sido el de industria, donde el último año la cifra de demandantes de empleo ocupados se ha reducido un 19,7 por ciento, desde los 92.263 de 2014 hasta los 74.043 actuales. En construcción este descenso se ha situado en el 5,1 por ciento, mientras que agricultura experimenta una variación del 1,9 por ciento.

Por último, Randstad ha destacado que las diferencias son significativas en el porcentaje de trabajadores que buscan otro empleo en función del sector en el que desarrollan su actividad profesional.

Por ello, agricultura, por su parte, cuenta con la tasa más elevada de estos profesionales, superior al 37 por ciento; el sector servicios se sitúa en la línea de la media nacional, en el 16,9 por ciento; la industria, con un 14,2 por ciento, y por último, la construcción, que fija su ratio en el 9,5 por ciento.

Para leer más