Médicos, Policía y Guardia Civil celebran una reunión "urgente" por la "subida" de agresiones a sanitarios en Sevilla

Reunión del Colegio de Médicos, Policía y Guardia Civil por agresiones a médicos
COLEGIO DE MÉDICOS DE SEVILLA
Publicado 26/09/2018 18:28:27CET

SEVILLA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Representantes del Real e Ilustre Colegio de Médicos de Sevilla, la Policía Nacional y la Guardia Civil han celebrado una reunión de trabajo de "urgencia" en la sede colegial con el objetivo de trazar un plan de colaboración ante "la insostenible y grave situación generada por el incremento de agresiones a sanitarios, y en este caso concreto, a médicos".

Según un comunicado, las tres instituciones "comparten una honda preocupación ante los alarmantes índices de agresiones a facultativos en Sevilla y otras poblaciones de la provincia", por lo que se ha acordado celebrar nuevas y periódicas reuniones de trabajo, así como solicitar a la Administración una batería de soluciones concretas para "garantizar" la seguridad de los profesionales.

Otras iniciativas acordadas entre las tres instituciones, es la elaboración de un calendario de charlas conjuntas sobre agresiones en distintos centros sanitarios de la provincia, incidiendo especialmente en la necesidad de denunciar, ya que en demasiadas ocasiones los propios facultativos prefieren no hacerlo por miedo a mayores represalias.

El propio Ricoms organizará próximamente una de estas charlas con el fin de acoger a todos aquellos facultativos que no pertenezcan a la sanidad pública.

Igualmente, ambos cuerpos han recordado la importancia del conocimiento y uso de la aplicación Alertcops, así como el botón antipánico de los ordenadores del centro de salud.

Según datos del Observatorio Nacional de Agresiones, Andalucía "está a la cabeza del ranking nacional con un total de 122 agresiones en 2017 de las 515" y "Sevilla, con 15, es la tercera provincia de la comunidad autónoma con más agresiones registradas".

El presidente del Ricoms, el doctor Alfonso Carmona, ha recordado la "intolerable lacra que padecen médicos por el mero hecho de hacer su trabajo". "Es del todo inadmisible y esperamos que la Administración asuma su responsabilidad y dé soluciones inmediatas. La demora, aunque sea de un solo minuto, es inadmisible", ha añadido el presidente.