Actualizado 31/03/2010 15:52 CET

Modifican turno de custodia de un menor para garantizar su salida en una cofradía de la 'Madrugá'

SEVILLA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El juez de Familia número 7 de Sevilla ha decidido modificar el turno de custodia de un niño de 11 años de edad, ampliando en día y medio su estancia con el padre divorciado, al objeto de garantizar su salida como paje en una cofradía de la 'Madrugá' sevillana, pues para el menor es está una actividad "sumamente importante y trascendente, y para ella se prepara durante todo el año con ilusión y entusiasmo".

En un auto, fechado a 30 de marzo de 2010 y al que ha tenido Europa Press, el juez acuerda que el retorno del menor con su madre se produzca el próximo viernes a las 11,00 horas --en un principio el retorno estaba fijado para mañana jueves--, prolongando el periodo de estancia de vacaciones con el padre "a fin de asegurar que el niño pueda salir en la madrugada con su cofradía".

En este sentido, indica que el hecho de que el segundo periodo de vacaciones de Semana Santa el hijo permanezca con la madre "no puede ampararla en su actitud de demostrar recelo y rechazo a consentir que su hijo cumpla con su voluntad", añadiendo que "no se encuentra justificación alguna en el hecho de aparentar una preocupación excesiva hacia lo que comporta una salida procesional".

Al hilo de ello, el juez relata que "existe sólo un precedente en España al respecto, en la negativa de una madre a que durante el periodo que le correspondía de estancia del hijo con el padre aquel participara en los encierros de San Fermín", al tiempo que indica que "la peligrosidad moral o física de la salida procesional, sinceramente, no admite parangón con el antecedente expuesto".

De este modo, asevera que "resulta incomprensible que cualquiera de sus progenitores siempre ponga obstáculos a lo que constituye su inequívoco y evidente deseo, que ha expresado sin paliativos a presencia judicial, que no es otro que poder salir en Semana Santa en las dos cofradías de las que es hermano", y que salen, una el Martes Santo y otra durante la 'Madrugá'.

RESPETAR LA VOLUNTAD DEL HIJO

En esta línea, considera que todo ello "es incomprensible más si cabe cuando ambos progenitores sabían que habrían de respetar la voluntad de su hijo --el cual acudió con su abuelo paterno ante el juez de Familia-- de salir en Semana Santa haciendo estación de penitencia, y cuando el niño ya salió el año pasado en esa misma cofradía con el beneplácito de su madre".

Según añade, "el beneficio que se reportaría al menor se estima que no resultaría comparable con el perjuicio que supondría --ante el riesgo real de que, estando con la madre, el niño no cumpla su deseo-- retrasar en solo día y medio su retorno al domicilio materno", todo ello "sin perjuicio de lo que, para años sucesivos y con más tiempo para resolver, pueda acordar el Juzgado que conoce del divorcio entre ambos progenitores".

Fuentes del caso informaron a Europa Press de que, la pasada semana, la madre del menor remitió un escrito al padre en el que ponía una serie de "condiciones" a la salida de su hijo en una cofradía de la 'Madrugá', tales como "estatutos de la hermandad, garantías de vigilancia, horario del acto procesional, vestuario exigido y su coste, esfuerzo físico a realizar, sustento y alimentación a recibir y persona responsable de la integridad física y moral del menor".