"Novillada mixta" en Alcalá del Río en el "reestreno" de su plaza tras diez años sin espectáculos taurinos

Publicado 27/08/2015 17:36:34CET

SEVILLA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

"Los vecinos y vecinas de Alcalá del Río estáis viviendo un momento importante, ahora que reestrenáis esta plaza de toros, que no es nueva, que tiene detrás una gran historia, tanto de patrimonio como de figuras que han pasado por esta arena y a la que le espera un gran futuro por delante", ha explicado la diputada provincial de Cultura y Ciudadanía, Ana Isabel Jiménez, durante la presentación del cartel de la novillada mixta, que se va a celebrar en esta localidad el próximo 11 de septiembre, a las 18 horas, en plena feria del municipio.

Un acto, en el que Jiménez ha contado con la presencia de la concejal delegada de Fiestas del Ayuntamiento de Alcalá del Río, Elena Fernández; el concejal municipal, Alejandro Romero, y los empresarios organizadores del Festival: José María Expósito y Antonio Lunar.

Según la titular provincial de Cultura, "se trata de un coso que ha sido y será un espacio para el disfrute de los ciudadanos y de los foráneos, algo muy importante para conseguir que, en la provincia, el patrimonio y la cultura sean motor de la economía y yacimiento de empleo".

La Plaza de Toros de Alcalá del Río es un edificio singular recién rehabilitado, se inauguró el pasado 28 de febrero, con un festival taurino inaugural "de gran éxito". La concejal Elena Fernández, así lo destaca, asegurando que la plaza "es un espacio de encuentro cultural y multifuncional, para eventos taurinos y de tipo lúdico, musicales y artísticos".

Con motivo de las fiestas patronales, que se celebran entre el 9 y el 13 de septiembre y, tras diez años sin toros en Alcalá del Río, la novillada mixta ocupará la programación de tarde del viernes de Feria, con un cartel compuesto por cinco novilleros: Emilio Molina, Carlos Corradini, Juan Márquez, Fernando Navarro y Calerito, quienes, junto al rejoneador Juan Quinta, completan el Festival del próximo día 11.

La Plaza de Toros de Alcalá del Río abrió sus puertas por primera vez al público en 1950. Su albero es testigo mudo de los inicios de grandes figuras del toreo, como Antonio Ordoñez, Curro Romero, José Antonio Campuzano o El Juli, entre otros. El coso sustituyó en su momento a una plaza tradicional de carros, coincidiendo con sus fiestas patronales en honor a su patrón San Gregorio de Osset, recuperando esta tradicional cita en días actuales. Tras la rehabilitación, la plaza cuenta con un aforo de 1.300 personas.