Nueva concentración de trabajadores del Hospital de Utrera (Sevilla) para pedir plantilla estable y condiciones "dignas"

Concentraciones a las puertas del Hospital de Utrera
COMITÉ DE EMPRESA DEL HOSPITAL DE UTRERA
Publicado 08/01/2019 18:11:09CET

SEVILLA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comité de Empresa del Hospital de Utrera (Sevilla) ha vuelto a protagonizar una concentración silenciosa a las puertas del centro para reclamar una plantilla estable y unas condiciones laborales "dignas" para atender la salud de los ciudadanos de Utrera, Los Molares, El Palmar de troya y El Coronil.

En un comunicado se recuerda que se han celebrado ya tres concentraciones en el último trimestre de 2018, ante las "nulas" soluciones que ofrecen los directores de este hospital, "al detectar durante dos años carencias importantes por parte de la empresa que está poniendo en peligro la atención a la salud en la que tenemos que atender a la ciudadanía de estas localidades".

"Estas carencias han sido puestas en conocimiento a la empresa de forma escrita y la empresa sigue haciendo oídos sordos ante las concentraciones y los escritos. Ni la Dirección Gerencia de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir, ni la Dirección del Hospital de Alta Resolución de Utrera se acercan al Comité de Empresa para solventar los problemas que están ocasionando su mala gestión", lamentan.

Además, han añadido que "la mala fe" en la negociación colectiva para el turno de doce horas "es la prueba acuciante de que no le importa la seguridad del paciente ni los tiempos de espera a los Gestores de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir".

Así critican que, por un lado, "impone una horquilla horaria de entrada y salida de los trabajadores del servicio de urgencias que deja al descubierto hasta cuatro horas del día que provocaran colapso en las urgencias, y por otro, amenaza con prolongar la jornada laboral hasta 24 horas, como solución a la eliminación de las guardias localizadas gratis, que provocaran cansancio en los trabajadores e imposibilidad de conciliar con su vida familiar".

De este modo, aseguran que el director de gestión "no tiene capacidad negociadora y no quiere, apostillado ante la falta de un convenio colectivo propio en los 10 años de existencia de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir", toda vez que agregan que en esta empresa "se gestiona en base a discriminaciones entre trabajadores, y como ejemplo las imposiciones unilaterales de turnos a los que se les somete a ciertos colectivos, sobre los que, lamentablemente, más se han cebado con la crisis y a los que se les sigue negando la posibilidad de recuperación de sus jornadas laborales".

Igualmente, desde el comité de empresa aseguran que otro modo de gestión "muy cultivado" en esta empresa, "es infundir miedo entre los trabajadores, enfrentar a colectivos de profesionales o servicios, imponer cada año objetivos más inalcanzables y con menor plantilla, someter a los trabajadores a presiones asistenciales y burocráticas cada vez mayores y, si es posiblem confinarlos a salas de descanso no adecuadas a sus plantillas, sin sillas suficientes, sin espacios dignos y en los casos que ya alertamos anteriormente, incluso humillantes, como fue el cambio de la sala de estar de quirófano".

También señala que la Agencia Sanitaria a la que pertenece este hospital "ha sacado en menos de un mes más de esa docena de puesto de libre designación, como pueden comprobar en su página web". Es decir, esta agencia "antes de solucionar la destrucción de empleo a la que sometió a sus hospitales, que fue el doble respecto al resto de agencias y que incluso el SAS, prefiere dejar colocados a sus cargos de gestión, que al parecer son más importantes que las condiciones en las que tengamos que desenvolvernos los profesionales para atenderles cuando lleguen a un hospital", manifiestan.

El comité de empresa denuncia también que la "nefasta gestión sigue denegando permisos por reducción por cuidados de hijos y por hospitalización de familiares, continua con la destrucción de empleo y los contratos en precario a pesar de los requerimientos que le ha hecho la inspección de trabajo, sigue con sesiones de quirófanos cerrados y sin tomar medidas efectivas ante las agresiones que soportan los trabajadores del área de urgencias".

Por ultimo, el comité señala que el director de gestión de la Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir "les discrimina" por defender las peticiones de los trabajadores y dice que en la última reunión de la comisión paritaria "continuó con su actitud dictatorial y provocando más enfrentamientos, en lugar de ofrecer soluciones a los problemas del Hospital de Alta Resolución de Utrera".

Por todo esto, el comité afirma que seguirá con sus concentraciones y "haciendo públicas todas las irregularidades de este chiringuito de la Junta de Andalucía que mal gasta dinero público recaudado de todos los andaluces, atropellando la seguridad de los pacientes".

Contador