Participa Sevilla exige a Espadas eliminar dietas al gerente de Emvisesa y critica que cobre más que el alcalde

Actualizado 09/01/2019 16:29:13 CET

SEVILLA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Frente a la reclamación de Participa respecto a que el gerente de la empresa municipal Emvisesa, Felipe Castro, "deje de cobrar dietas", exponiendo que el salario del mismo y el de los gerentes de Tussam y del IMD incumplen el compromiso de no superar el salario del alcalde, el Gobierno socialista del Ayuntamiento de Sevilla ha defendido las "reducciones" acometidas en los salarios de los directivos de las entidades satélite, recordando eso sí que sobre el compromiso de cobrar menos que el primer edil median "salvedades" por "los convenios, el respeto de la antigüedad o acuerdos alcanzados en el seno de las empresas".

Mientras Participa señala que tales aspectos incumplen el acuerdo de investidura que firmó el PSOE con la formación verde morada, pues el mismo incluía el compromiso de que ningún gerente cobrase más que el propio alcalde, Juan Espadas, el Gobierno municipal ha defendido que en este mandato "ha habido un significativo descenso en las retribuciones de todos los cargos directivos" merced a los acuerdos de investidura y "se ha mantenido el criterio general de que las retribuciones máximas sean las establecidas para el alcalde de Sevilla, aunque respetando la antigüedad".

"Las reducciones han superado en algunos casos el 50%", ha defendido el Gobierno local precisando que media la salvedad de "circunstancias concretas que se encuentran justificadas y que se corresponden con convenios, el respeto de la antigüedad o acuerdos alcanzados en el seno de las empresas con alcance en sus gerentes".

De esta forma, alega el Gobierno local que en la Agencia Tributaria de Sevilla, el sueldo ha pasado de los 91.082 euros anuales del anterior gerente a 61.033, lo que supone una reducción de un 27,99%. En la Gerencia de Urbanismo las retribuciones han pasado de 128.401 euros del anterior gerente a 61.033 en 2017, una reducción del 51%. En el Alcázar la disminución ha sido de 74.000 a 61.000 euros; y en el ICAS se mantienen en los 57.750 euros. En Lipasam, siempre según el PSOE, las retribuciones en 2015 eran de 100.700 euros y en 2017 estaban situadas en 61.000 euros; y en Contursa se ha pasado de 150.000 euros a 61.000, un 58% menos.

En el caso de Emvisesa, "las retribuciones del gerente se han reducido a la mitad en este mandato al pasar de 113.000 euros a 61.000 euros", si bien Participa avisaba de que sólo con las dietas, este gerente ha cobrado en 2018 un total de 9.609,64 euros.

En ese sentido, precisa el Gobierno local que "con arreglo a lo acordado en la Junta General de la Sociedad celebrada en 2003, el gerente ha percibido además cantidades adicionales por la celebración de los consejos de administración y comisiones ejecutivas". No obstante, el gobierno municipal asegura que estudiará la propuesta realizada por el grupo de Participa Sevilla.

En cuanto a Tussam, cuyo gerente estaría cobrando varios miles de euros más que el alcalde según Participa, el Gobierno local esgrime que las retribuciones del anterior gerente ascendían a 100.700 euros, mientras que en estos momentos "ascienden a 71.000 euros", una cuantía que según Participa habría cobrado este hombre sólo entre enero y octubre de 2018.

"Tal y como recoge el propio acuerdo de investidura con Participa, la excepción existente para el límite de retribuciones establecido es la antigüedad del personal nombrado. En este sentido, el gerente de Tussam percibe las mismas retribuciones por ser gerente que las que percibía en su anterior puesto en la empresa de transportes. Una situación similar se produce en el IMD, cuyo gerente mantiene su retribución anterior en el organismo autónomo que asciende a 65.000 euros", alega el PSOE.

"En ambos casos son personal de las empresas y organismos autónomos con unas retribuciones que les corresponden por convenio y que mantienen pese a haber asumido más responsabilidades sin que hayan experimentado aumento alguno. En Emasesa la reducción ha sido significativa al pasar de 134.000 euros a 68.000 euros, cifra que se obtiene al respetar la antigüedad".

Contador