La pintora sevillana Carmen Laffón, Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid

Actualizado 06/11/2012 18:20:12 CET

SEVILLA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La pintora Carmen Laffón (Sevilla, 1934) ha sido galardonada con el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid en la categoría de Artes Plásticas, en una ceremonia desarrollada en los Teatros del Canal y donde se han entregado el resto de los Premios de Cultura de la Comunidad de Madrid 2011 y la Medalla Internacional de Las Artes de la Comunidad, que ha recaído enn el pintor Antonio López.

La obra de Laffon es totalmente figurativa y va más allá del realismo e intenta desvelar la profunda intimidad de las cosas cotidianas mediante formas de impresionismo muy personal.

La producción artística de esta pintora abarca el retrato, la naturaleza muerta, los objetos cotidianos y, en especial, el paisaje; y desde mediados de los noventa explora el mundo de la escultura.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid ha otorgado el máximo reconocimiento cultural que concede el Gobierno regional al pintor Antonio López a través de la Medalla Internacional de las Artes.

Antonio López es un artista que busca, dentro de la realidad que le rodea, los aspectos más cotidianos tratados con máximo detalle. En 1992 su forma de trabajo y su obra inspiran al director cinematográfico Víctor Erice en la realización del film El sol del membrillo.

PREMIOS CULTURA

En cuanto a los Premios Cultura, en la categoría de Teatro, el galardón ha sido para Arturo Fernández (Gijón, 1929), que a los 19 años llegó a Madrid y en 1949 debutó en el teatro de la mano de las dos grandes cabezas de cartel de la época, Rafael Rivelles y Conchita Montes.

Al final de la década de los 60 ya era un actor consagrado, siendo el máximo exponente del género denominado 'alta comedia'. Formó su propia compañía teatral en 1966 y actualmente está representando 'Los hombres no mienten', de la que es actor, director y productor, en el Teatro Apolo de Barcelona.

La galardonada en Danza, Mónica Runde (Madrid, 1961), se inició en la danza clásica a los cuatro años en la escuela de Conchita Huarte. Después amplió estudios en el Centro Internacional Rosella Hightower, la York University de Toronto y la London Contemporary School, donde perfeccionó sus estudios en distintas técnicas de danza contemporánea.

Desde 2005 dirige en solitario la compañía 10&10 Danza, fundada por ella misma y Pedro Berdäyes en 1989. Esta formación nació tras ganar el III Certamen Coreográfico de Madrid y ha desarrollado más de 40 trabajos, entre coreografías, piezas cortas, vídeo-danza y espectáculos de calle.

En la categoría de Música, la galardonada ha sido Sylvia Torán. Nacida en Madrid, comenzó sus estudios musicales a los seis años con Avelina López Chicheri y Vicente Sánchez, y en 1974 ingresó en el Real Conservatorio Superior de Música de la capital, finalizando sus estudios con Premio Extraordinario Fin de Carrera.

En 1982, becada por la Comisión Fulbright, estudió en la Juilliard School of Music, de Nueva York, donde obtuvo el título de Master. En 1985 debutó en el Carnegie Recital Hall de Nueva York y, a lo largo de su carrera ha actuado y actúa, en recitales y conciertos con orquesta, por todo el mundo.

En el ámbito de la Literatura, la premiada ha sido la escritora María Dueñas (Puertollano, Ciudad Real, 1964). Doctora en Filología Inglesa y profesora titular en la Universidad de Murcia, Dueñas irrumpió en 2009 en el mundo de la literatura con 'El tiempo entre costuras'.

El libro se convirtió en número uno de ventas en lengua española, ha sido publicado en 30 países y traducido a más de 25 idiomas. El pasado mes de agosto publicó su segunda novela, 'Misión Olvido', y, desde entonces, se ha situado a la cabeza de los libros más vendidos.

El galardonado en la modalidad de Fotografía ha sido Chema Conesa (Murcia, 1952), un artista apasionado de la imagen y de larga trayectoria en los departamentos gráficos de diversos medios de comunicación. Su habilidad con la cámara le permitió ponerle imágenes a los acontecimientos de la joven democracia española.

Desde 1992 es jurado del certamen World Press Photo. Fotógrafo especializado en retrato, conjuga con maestría corazón, cerebro y técnica, logrando fotografías sinceras de los personajes más relevantes de la actualidad.

NUEVO PREMIO DE TAUROMAQUIA

Como novedad este año, se ha creado el apartado de Tauromaquia, donde el premio ha recaído en el ganadero Victorino Martín Andrés (Galapagar, 1929). En 1953 él y sus hermanos inscribieron en la Asociación de Ganaderos de Reses de Lidia el hierro 'V' y en 1960 adquirieron el primer lote de la ganadería de los hermanos Escudero Calvo.

Comenzaron a lidiar sus reses bravas con diferentes nombres, hasta que en 1967 se lidia la primera corrida de toros con el nombre de Victorino Martín, en la plaza cántabra de Castro Urdiales. Un año después, en 1968, llegó su primera corrida en Las Ventas y, a partir de entonces, comenzó una triunfal relación con el coso madrileño.

De hecho, el toro Belador, de su ganadería, ha sido el único indultado en la plaza de Las Ventas (en 1982, lidiado por José Ortega Cano). Desde hace 25 años, comparte la crianza y selección de sus toros con su hijo Victorino Martín, veterinario de profesión.

También madrileño es el galardonado en la categoría de Cine: Enrique Cerezo (Madrid, 1947), uno de los productores cinematográficos con más éxito y más prolífico de la industria española. Cerezo se inició en el cine en 1966 como meritorio de cámara en la película 'Un millón en la basura', de José María Forqué.

En los años 90 funda una de las productoras más relevantes de la industria audiovisual española, Enrique Cerezo P. C., y comienza una intensa actividad en la producción de películas. Desde 1998 preside EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) y desde 2004 preside la Fundación Madrid Film Commission.

En el apartado de Patrimonio Histórico ha sido premiada la Asociación Española de Amigos de los Castillos, organización sin ánimo de lucro que celebra este año su 60 aniversario, con 27 delegaciones repartidas por todo el país.

Los fines de esta asociación cultural incluyen contribuir a la conservación, revitalización y protección del patrimonio monumental fortificado español y estimular el estudio, conocimiento e interés por los castillos españoles. Para ello, la asociación organiza cursos, seminarios, viajes culturales y un ciclo anual de conferencias; edita la revista Castillos de España, desde 1953, y convoca diversos premios.