El pleno reclama la "paralización inmediata" de las obras autorizadas para la nueva gasolinera de Pino Montano

Precinto del establecimiento
EMERGENCIAS SEVILLA
Publicado 28/12/2018 16:54:29CET

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado una moción conjunta de Participa e IU que reclama la "paralización inmediata" de las obras autorizadas para la construcción de una nueva estación de servicio en el entorno de la calle Estrella Vega, en Pino Montano, si bien el PP y el PSOE, que se han abstenido, han avisado de que el proyecto cuenta con todos los "informes favorables".

La moción de Participa e IU aborda las reivindicaciones de los vecinos de las viviendas del número 16 de la calle Estrella Vega, quienes denuncian que la manzana Q2, ubicaba frente a su edificio, acoge dos establecimientos de comida y las obras de una nueva estación de servicio, cuando la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa) facilitó en 2009 a los futuros compradores de estos pisos una documentación según la cual dicha parcela estaba reservada para usos docentes.

Exponiendo que la calificación de la parcela había sido modificada en el año 2000, siendo la misma licitada por Emvisesa en 2016 para su aprovechamiento privado, estos vecinos avisan de que la empresa municipal de vivienda habría incurrido en un "dolo".

PRECINTO DEL BURGER KING

Fruto de las acciones de estos vecinos, en ese sentido, la Policía Local ha precintado el restaurante de comida rápida perteneciente a la cadena Burguer King construido en la parcela en cuestión, tras haber constatado que dicho negocio ejerce su actividad sin la plena legalización de la misma y haber ordenado la Gerencia de Urbanismo la suspensión de la actividad hasta la legalización de la misma, según la documentación recogida por Europa Press.

Al respecto, la moción de Participa e IU avisa de que la citada estación de servicio está siendo construida en un espacio separado de las viviendas por un vial de 17,5 metros de anchura, toda vez que las concejales de Participa e IU Cristina Honorato y Eva Oliva avisan del "rechazo unánime" de los vecinos a esta actuación acometida con "opacidad" y dudas sobre su "legalidad urbanística", alertando de que la futura gasolinera perjudica a la salud de los habitantes de la zona cuando en el entorno ya hay "tres gasolineras" cercanas, y además es "peligrosa".

Por eso, la moción de Participa e IU pedía "paralizar inmediatamente" la construcción de la nueva gasolinera y que la plataforma de vecinos "tenga acceso al expediente y a toda la documentación requerida", así como que Emvisesa analice si para la adjudicación de la parcela en cuestión se ha tenido en cuenta criterios medioambientales y urbanísticos y no sólo económicos, apostando por una "rectificación" si se diese el último caso.

INFORMES "FAVORABLES"

No obstante, el concejal del PP Jaime Ruiz ha recordado que la licencia de obras de la nueva gasolinera cuenta con cinco informes técnicos "favorables" y "no incumple la legalidad", avisando de que sólo cabría que el Gobierno local asumiese el "compromiso de revocar la licencia" previa indemnización a la empresa afectada, si bien ha apostado por estudiar todas las posibilidades de actuación.

El concejal de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz (PSOE), ha defendido de su lado que el proyecto cuenta con "amparo legal" y todos los "informes favorables"" de los funcionarios tras haber sido aplicado el "procedimiento reglado" para las licencias de obras, reprochando a IU que en el pasado votase a favor de la recalificación de esta parcela y asegurando que la licitación de la misma no fue ocultada, si bien Honorato y Oliva han insistido en que debe prevalecer "la salud de los vecinos".

La moción, en cualquier caso, ha sido aprobada en su totalidad, porque no ha contado con votos contrarios en ninguno de sus puntos, tan sólo abstenciones puntuales del PSOE, el PP y Cs.

Por otra parte, el Pleno ha aprobado la mayoría de los puntos de la segunda de las mociones ordinarias presentadas de manera conjunta por Participa e IU sobre el servicio de ayuda a domicilio. Así, se ha acordado instar al Ayuntamiento a que garantice contratos de un mínimo de 40 horas al mes y al Estado a que cambie la normativa para reconocer las enfermedades profesionales asociadas a esta actividad y para priorizar la gestión directa del Servicio de Ayuda a Domicilio por parte de la Administración Local, a incrementar la aportación del Estado al Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en la próxima Ley de Presupuestos Generales del Estado y a aprobar la anticipación de la edad de jubilación de estos trabajadores.

De otro lado, se ha rechazado instar al gobierno municipal a que invite formalmente a los trabajadores de este servicio a participar en el grupo de trabajo para el estudio de los contratos de servicios públicos externalizados y a plantee a los miembros de dicho grupo un calendario para municipalizarlo con el objetivo que no se vuelva a licitar para ser gestionado por empresas privadas.

Contador