Publicado 19/02/2016 17:18CET

Policías de Olivares niegan "persecución" al alcalde y aseguran que se limitan a "cumplir con su trabajo

SEVILLA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sección Sindical de la Policía Local de Olivares ha subrayado que no lleva a cabo ninguna "persecución personal" contra el alcalde de Olivares, el socialista Isidoro Ramos, por cambiar turnos o denegar vacaciones y permisos, sino que se limita "a cumplir con su trabajo y dar cuenta al juzgado de cualquier hecho que consideren adecuado, lo cometa el Ayuntamiento o cualquier otro ciudadano", haciendo referencia a la denuncia que finalmente ha sido archivada por "la retirada de más de dos decenas de multas de tráfico".

En este sentido, indica en un comunicado que el expediente que se envío al juzgado inició su investigación en diciembre de 2014 y que no ha sido hasta la segunda mitad de 2015 cuando el alcalde "ha comenzado a denegar asuntos propios, vacaciones y permisos de otra índole en circunstancias que durante los últimos 30 años nunca habían sido denegados".

"Todo esto coincidiendo en el tiempo en que los policías habían ya solicitado todos los expedientes de tráfico que fueron remitidos al juzgado", añade. Por ello, deja claro que la plantilla de esta policía no tiene "nada personal" contra el alcalde, "simplemente se limitan a cumplir con su trabajo".

Así, alega que la causa fue abierta por la "retirada de más de veinte multas de tráfico de una forma que los agentes consideraron no eran legales, ya que estas habían sido recurridas por alegaciones las cuales habían sido rechazadas, siendo después recurridas en reposición, recursos que si fueron aceptados por el Ayuntamiento".