Presidenta del Ifapa visita el centro de investigación y formación agraria 'Las Torres'

Actualizado 04/07/2015 8:25:39 CET
Presidenta del Ifapa presenta el centro 'Las Torres'.
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), Carmen Ortiz, y la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, María Dolores Bravo, han podido conocer este miércoles de primera mano los trabajos que desarrolla el centro de investigación y formación agraria 'Las Torres', que el Ifapa, organismo dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, tiene en Alcalá del Río (Sevilla).

Ortiz, que ha inaugurado un curso para cualificación de técnicos de producción integrada en frutales de hueso en este centro sevillano, ha destacado que Andalucía es una de las regiones pioneras en la implantación de este tipo de técnicas sostenibles que convergen en productividad, seguridad, calidad y respeto al medio ambiente.

La presidenta del Ifapa ha añadido, según una nota de la Administración andaluza, que uno de los compromisos del Instituto, dependiente de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, para con el sector, es desarrollar anualmente un programa formativo específico de Producción Integrada con más de 50 cursos, lo que supone 1.428 horas lectivas que permiten cualificar como técnicos de diferentes cultivos a un total 1.325 profesionales del sector.

LA PRODUCCIÓN INTEGRADA EN ANDALUCÍA

Según datos de 2013, la superficie en Producción Integrada en España es de 831.702 hectáreas, de las cuales 520.324 corresponde a Andalucía (62,6% del total); siendo el principal cultivo el olivar, con 365.160 hectáreas y en segundo lugar los frutales de hueso, con 1.958 hectáreas.

Los sistemas de Producción Integrada se definen como sistemas de producción, manipulación transformación o elaboración de productos agrarios que utilizan al máximo los recursos y los mecanismos de producción naturales, de forma que se garantice una agricultura sostenible, introduciendo en ella métodos biológicos y químicos de control y otras técnicas que compatibilicen las exigencias de la sociedad, la protección del medio ambiente y la productividad agrícola.

Para leer más