Actualizado 04/12/2015 12:12 CET

Presidente de Ebro Foods cree que PP "no ha vendido su espléndida labor" y un gobierno PSOE-C's "funciona" en Andalucía

El presidente de Ebro Foods en el Club de Directivos del Instituto Cajasol
EUROPA PRESS

TOMARES (SEVILLA), 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la empresa alimentaria Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, cree que el PP "no ha sabido vender" la "buenísima y espléndida" gestión que, a su juicio, ha llevado a cabo en estos cuatro años desde el Gobierno central, y respecto a un posible gobierno de PSOE y Ciudadanos (C's) tras las elecciones generales del 20 de diciembre ha apuntado que en Andalucía "lo tenemos y parece que no va tan mal".

Hernández ha realizado estas reflexiones en el turno de preguntas de un desayuno-coloquio del Club de Directivos de Andalucía del Instituto de Estudios Cajasol organizado este viernes en la Hacienda Cartuja, en Tomares (Sevilla), en el que ha sido presentado por el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, que ha presidido el acto, donde el máximo responsable de Ebro Foods ha pronunciado una conferencia centrada en la evolución del sector agroalimentario y el devenir de la empresa que dirige.

En el turno de preguntas, moderado por el periodista Manuel Prieto, y cuestionado por sus expectativas de cara a las elecciones generales, el presidente de Ebro Foods ha manifestado su "opinión individual", según ha querido dejar claro, en función de la cual considera que el PP "ha hecho una labor espléndida" en el Gobierno que "no ha sabido vender". En ese sentido, ha manifestado que "el márketing es importante".

En esa línea, ha remarcado que el Gobierno de Rajoy ha aplicado "una política mucho más socialdemócrata que la que habían hecho en áreas de las que afectan al bolsillo gobiernos anteriores", basada en "subir impuestos a todo el mundo, no solamente a la clase media", si bien ha pasado a ser visto como "el partido de los recortes".

Igualmente, ha opinado que Podemos ha realizado un "giro positivo" respecto a sus "posiciones iniciales", más en línea hacia "el mantenimiento de una economía social de mercado", según Hernández Callejas, que ante la posibilidad de que se conforme un Gobierno entre PSOE y C's tras los comicios de este mes ha apuntado que "lo tenemos en Andalucía y parece que funciona", de modo que el actual Ejecutivo que dirige Susana Díaz en la Junta tiene, a su juicio, "la posibilidad de hacer una buena labor".

Con todo, el presidente de Ebro Foods ha subrayado que, más allá del resultado de las elecciones, lo que realmente le "preocupa" es "la situación de España como Estado, como país" tras los comicios, y el riesgo de que "entre en un modelo yugoslavo que empiece con Cataluña". De esta manera, considera que las "tensiones territoriales" constituyen "la gran asignatura a resolver por todos los partidos".

Se trata, ha agregado, de mantener "una unidad del Estado español razonable y que todo el mundo se pueda sentir cómodo dentro de España", lo que pasa por "no buscar antagonismos entre territorios" y "restañar las heridas" que pueda haber entre ellos. En ese sentido, ha apuntado que "tal vez la solución que se dio en su momento de 'café para todos' no es buena, porque las diferencias existen, pero hay que saber armonizarlas", y "algunas comunidades autónomas que a veces se quejan de un trato fiscal inadecuado pueden tener alguna razón".

UNA EMPRESA EN MÁS DE 50 PAÍSES

Al margen de estas cuestiones políticas, el presidente de Ebro Foods ha recorrido durante su conferencia la evolución del sector agroalimentario y de su empresa, que comercializa principalmente arroz y pasta, y que está presente en 52 países del mundo, según ha destacado en varios momentos de su intervención, al igual que ha subrayado el presidente de la Fundación Cajasol, que ha destacado al presentar al conferenciante la proyección internacional de Ebro Foods, presente en Europa, Norteamérica, Asia y África.

Hernández Callejas ha destacado el carácter "dinámico" del mercado alimentario, con "tendencias muy cambiantes", y ha apuntado que el año 2016 va a suponer "un giro histórico en el ámbito de la alimentación", con "una nueva visión para los fabricantes y distribuidores".

Ha recordado que a lo largo del siglo XX se ha pasado de una situación de "graves carencias alimentarias" como consecuencia de las guerras a la de una de "sobreabundancia alimentaria" y una "sociedad de consumo", con "un aumento importante de la disponibilidad de alimentos", y en la que el consumidor se decanta por aquellas marcas a las que atribuye "calidad".

Con el inicio de la crisis económica, a partir de 2008, el precio se convirtió en la "variable más importante", con un "auténtico boom" para "la marca de distribución". Así, y aunque la crisis "ha afectado menos al sector alimentario" que a otros como el inmobiliario porque "la gente tiene que seguir comiendo", ha destacado que en estos últimos años se ha generado un "proceso deflacionista" con "pérdida de valor en la cadena alimenticia" que "va pesando en las cuentas de resultados" de la misma, y una "pelea enorme" entre las compañías por "ganar cuota de mercado".

El presidente de Ebro Foods también ha manifestado que actualmente "el consumidor está mucho más atento al etiquetado" de los productos, y prima la "transparencia" --quiere "saber la verdadera historia que hay detrás de un producto"--, el que los alimentos estén "poco procesados y libres de componentes que puedan perjudicar la salud", sin "aditivos, colorantes y conservantes", y cobran fuerza "las marcas locales, aquellas que el consumidor considera suyas y en las que puede confiar".

ESTRATEGIA "GLOCAL"

En ese sentido, su presidente ha destacado que Ebro Foods "siempre ha dado relevancia a las marcas locales" y ha defendido una "estrategia glocal", que pasa por "ser global pero a la vez tener una orientación local", de modo que en su filosofía "siempre ha prevalecido lo local por encima de lo multinacional" y se ha sido "muy respetuoso con el ADN" de las compañías que han ido incorporando al grupo.

Ha defendido además que su grupo ha intentado ser "ágil y rápido" a la hora de adaptarse a las tendencias del mercado, así como de estar "en la vanguardia", ha tenido "vocación de liderazgo en productos Premium", y ayuda a que "exista una agricultura sostenible" donde está presente, todo lo cual le lleva a considerar que en Ebro Foods están "haciendo los deberes de una manera razonable", aunque también "discreta, prudente, sin grandes alharacas".

Todo ello, según ha añadido, sobre la base de "equipos muy sólidos" y "sin superfiguras, con gente salida de la base en Ebro, empresa mundial pero local", a la vez, que ha intentado "siempre estar en la vanguardia" en un mercado "cada vez más exigente" donde las tendencias "cambian cada vez con mayor rapidez".

Ebro Foods dispone en Estados Unidos de su "mayor cuota de mercado", según ha destacado su presidente, que ha explicado también que a la empresa que dirige busca ser "muy selectiva" a la hora de saber en qué productos invertir, y donde su "marketing no es de empresa, sino de marca".

Respecto al posible daño que puedan propiciar las llamadas 'marcas blancas', Hernández Callejas ha defendido el modelo de "sociedad de mercado" donde se debe "respetar la decisión individual" del consumidor, al que "es importante saber crearle la necesidad con productos auténticos que le reporten una ventaja con respecto a otras alternativas".

UNA EMPRESA "PRESENTE EN TODO EL MUNDO"

Al presentar al conferenciante, el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, ha destacado que Hernández Calleja es "un directivo muy importante de Andalucía" y un profesional "de referencia y prestigio" al frente de una compañía "líder mundial en el sector del arroz y segundo productor de pasta en el mundo".

Se esta manera, Ebro Foods está "presente en todo el mundo con una potentísima facturación en el exterior", y ha apostado por la "innovación y la búsqueda permanente de la excelencia", según ha valorado Pulido.

Para leer más