Actualizado 09/06/2011 15:48 CET

El primer atestado del accidente de Ortega Cano no determina la velocidad ni el consumo de alcohol

Accidente De Ortega Cano
EUROPA PRESS

La familia del exmatador de toros remite un telegrama a los familiares del fallecido expresando sus condolencias

SEVILLA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El atestado preliminar realizado por la Guardia Civil de Tráfico en torno al accidente ocurrido en la localidad sevillana de Castilblanco de los Arroyos en el que un hombre falleció tras colisionar su vehículo frontalmente con el coche del ganadero y exmatador de toros José Ortega Cano, que resultó grave a consecuencia del siniestro, no determina ni la velocidad a la que circulaba el diestro ni si éste había consumido alcohol.

En este sentido, los abogados de la familia del fallecido, Andrés Avelino Romero y Luis Romero, han explicado a Europa Press que, en el atestado preliminar elevado al Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla, únicamente se especifica que el golpe entre los dos vehículos fue frontal-angular, pero no determina la manera en que se pudo producir el siniestro, ya que ello vendrá determinado en el informe técnico que está elaborando el Instituto Armado.

Al hilo de ello, ambos letrados han subrayado que el atestado provisional no se pronuncia sobre la velocidad a la que podría haber circulado el exmatador de toros ni tampoco sobre si había consumido o no bebidas alcohólicas. En el atestado, se incluye el testimonio de un tercer conductor que resultó ileso tras colisionar con el motor de uno de los vehículos accidentados, que se encontraba en medio de la carretera tras salir despedido después del choque, y que únicamente señala que observó los dos coches ya accidentados en la A-8002.

LLAMADAS AL 112

Los abogados, del bufete Luis Romero & Asociados y que presentaron el pasado martes la denuncia contra el diestro, han solicitado al juzgado instructor que se libre oficio para que el 112 certifique por escrito si en la tarde de los hechos hubo llamadas en Burguillos y alrededores en las que se denunciaba la conducción "temeraria o anómala" de un vehículo con la misma matrícula o al menos de las mismas características del coche de José Ortega Cano.

En esta denuncia, susceptible de ser ampliada en función del informe técnico definitivo que remita la Guardia Civil en próximas fechas, los abogados de la familia de Carlos Parra pide al juez instructor que se informe sobre la cadena de custodia que ha tenido, desde su extracción, la muestra de sangre tomada al exmatador de toros y que se conserva en el centro hospitalario donde continúa ingresado, así como que se de traslado de la referida muestra al Instituto Nacional de Toxicología al objeto de determinar las sustancias que hubiera en la sangre, especialmente sustancias alcohólicas y farmacológicas.

Hay que recordar que el juez instructor que investiga el accidente de circulación sufrido por el ganadero y extorero José Ortega Cano ha ordenado al Hospital Virgen Macarena de Sevilla, a petición de la Fiscalía de Seguridad Vial, que guarde una muestra de sangre del exmatador de toros al objeto de realizar futuros análisis.

Por último, los familiares de José Ortega Cano han remitido un telegrama a los familiares de Carlos Parra, que ha dejado viuda y dos hijos, en el que expresan sus condolencias por la muerte, han apuntado a Europa Press ambos letrados.

ORTEGA CANO SIGUE GRAVE

De su lado, el ganadero continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, habiendo existido en las ultimas 48 horas una "ligera" mejoría de la función respiratoria con mejora en la estabilidad hemodinámica, sin necesidad de drogas vasopresoras. Según el último parte médico emitido por el hospital, el diestro, no obstante, continúa con pronóstico grave, manteniéndose sedoanalgesiado y dependiente de ventilación mecánica, así como sometido a técnica continua de depuración extrarenal como apoyo terapéutico.

Por otro lado, el equipo médico que asiste al paciente ha aclarado que en ningún momento ha existido necrosis del tobillo izquierdo, que será sometido a intervención quirúrgica cuando la situación clínica del paciente así lo aconseje. Asimismo, el centro hospitalario ha manifestado que no se hace responsable de la opinión médica vertida fuera del ámbito estricto del parte médico y que volverá a emitir informe cuando existan cambios significativos en la evolución de Ortega Cano.

El accidente de tráfico tuvo lugar sobre las 22,40 horas del sábado 28 de mayo, cuando el vehículo del ganadero colisionó frontalmente con otro en el kilómetro 28 de la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos, en concreto, a la altura de la urbanización La Colina. A consecuencia del impacto, falleció el conductor del otro vehículo, Carlos Parra.