Publicado 02/03/2015 13:25CET

El programa de IU aspira a "transformar" Andalucía con propuestas "sin medias tintas" ni "neutralidad"

Incluye la banca pública, el banco de tierras, un impuesto sobre grandes superficies, la renta básica y una consejería de mujer

SEVILLA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

IU-CA concurre a las elecciones andaluzas del 22 de marzo con un programa político que aspira a la "transformación social y económica" de la región a través de propuestas como la creación de una "banca pública" y un "banco de tierras", la promoción de un "plan de transición energética" en favor de las renovables, la implantación de una "renta básica" ciudadana, medidas para garantizar el suministro de agua y electricidad a las familias desfavorecidas, una "reestructuración de la Consejería de Empleo de la A a la Z" y la creación de una "Consejería de Mujer".

El coordinador general de IU-CA y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo, ha presentado este lunes en Sevilla las líneas generales del programa electoral de su fuerza política de cara al inminente pistoletazo de salida de la campaña electoral. IU-CA, en ese sentido, abrirá la campaña electoral en la plaza de la Papachina, en el populoso barrio sevillano de San Jerónimo, y la cerrará también en Sevilla, en concreto en el Muelle de la Sal. La campaña de la coalición, además, contará con la participación del candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, y el coordinador general de la federación, Cayo Lara.

Volviendo al programa, el mismo está contenido en un documento de casi 150 páginas que contienen medidas como la creación de una "banca pública" con vocación de "servicio social y ente "ético" que de "un crédito razonable para reactivar la economía"; un "plan de transición energética" con la "potenciación" de las energías renovables como "fuente de sostenibilidad y creación de empleo"; la conformación de "un nuevo sector público andaluz desde la garantía y el blindaje del empleo" público; la "promoción ineludible de la vivienda pública"; garantías de suministro de agua y electricidad para las familias desfavorecidas; la creación de una "renta básica" ciudadana como factor de "cohesión social", --aspecto que requeriría la colaboración y financiación del Gobierno central en su dimensión total--, la implantación de un papel "codecisivo" de los ciudadanos en el destino del dinero público a través de "presupuestos participativos"; la "reforma" de la Cámara de Cuentas de Andalucía para ampliar su "autonomía" y capacidad de fiscalización y la implantación de un "código ético" para políticos y gestores de la administración.

"BANCO DE TIERRAS"

Además, el programa de IU-CA contempla la creación de una "ley de agricultura y de soberanía alimentaria para proteger al productor frente a los abusos de las distribuidoras", lo que incluiría especialmente "un banco de tierras que ponga en marcha las fincas públicas de la administración andaluza al servicio del mundo rural". Dicha medida, según Maíllo, sería instaurada con carácter "experimental" durante los primeros cien días del nuevo gobierno andaluz.

Igualmente, el programa político de la federación de izquierdas aboga por promulgar "una ley de movilidad sostenible" en el que la "inversión pública" gane terreno en el campo de las infraestructuras y los transportes colectivos, avanzando además en el Plan Andaluz de la Bicicleta.

Del mismo modo, el proyecto político de la coalición recoge la creación de un "impuesto sobre grandes superficies comerciales" cuya recaudación iría destinada a medidas en favor del pequeño comercio. "En IU no somos neutrales", ha enfatizado Maíllo, antes de desgranar otras propuestas programáticas como la "recuperación de la memoria histórica de Andalucía mediante una ley de justicia, verdad y recuperación", la creación de una "consejería de mujer" destinada especialmente a "romper la brecha salarial de género" y promover políticas "transversales" de igualdad y una ley autonómica de medidas contra la violencia de género.

Además, el programa político de IU-CA recoge medidas para que la educación cuente con un modelo "público, universal, laico, inclusivo y gratuito", un perfil extensivo al sistema sanitario, para el cual el programa de IU-CA incluye un modelo "público, universal y gratuito" y centrado en la optimización de los recursos públicos para reforzar y mejorar la red pública de asistencia sanitaria en detrimento de los conciertos con clínicas privadas. En ese sentido, Maíllo ha apostado por "la recuperación de los servicios públicos privatizados".

EL RETORNO DE LOS "EXILIADOS"

El programa de IU-CA, según el candidato de la formación a la Presidencia de la Junta, no olvida a los jóvenes "exiliados" en el extranjero ante la imposibilidad de encontrar empleo en su tierra y por tanto futuro, con lo que Maíllo ha anunciado un "plan de retorno de jóvenes exiliados" que comenzaría por medidas para frenar la "fuga de cerebros". En ese mismo capítulo, Maíllo se ha comprometido a promover "una reestructuración de la Consejería de Empleo de la A a la Z", para hacer de ella un instrumento eficaz de lucha contra el desempleo en Andalucía.

"Si soy presidente, en el primer mes haré un decreto ley para crear la banca pública, otro decreto ley que garantice mínimos en el suministro de agua o luz para quienes no tienen nada, pondré en marcha con carácter experimental la explotación de las fincas públicas en colaboración de los ayuntamientos, aprobaremos la renta básica para garantizar un mínimo de ingresos a quienes no los tienen agrupando todas las ayudas dispersas, habrá 1.500 profesores de educación secundaria para programas de diversificación curricular y los profesionales sanitarios estarán blindados al cien por ciento en salarios y horarios", ha dicho Maíllo anunciando además medidas destinadas a una "estrategia de inclusión" durante su hipotético primer mes como presidente de la Junta de Andalucía.

Respecto a la propuesta de la renta básica, ha reconocido que para la "segunda pata" de esta medida sería necesaria una "reforma fiscal" desde el Gobierno central, para contar con financiación para tales rentas. "Que los ricos paguen lo que tienen que pagar", ha dicho.

"El nuestro es un programa serio, que se posiciona en favor de la gente que peor lo está pasando, en favor del tejido productivo que genera empleo, para transformar el modelo social y económico de Andalucía a favor de una mayoría social", ha dicho aludiendo a los trabajadores, cooperativistas, autónomos, pequeños empresarios, autónomos y mujeres. "Es un programa sin ambigüedades ni medias tintas. No somos neutrales", ha enfatizado.

Para leer más