Actualizado 24/05/2015 13:54 CET

Reciben el alta dos de los ocho heridos por el incendio de una carriola

BORMUJOS (SEVILLA), 23 May. (EUROPA PRESS) -

Un total de dos de las ocho personas heridas este viernes cuando quedaron atrapadas dentro de una carriola de la Hermandad de Pilas (Sevilla) que se dirigía a El Rocío al originarse un incendio en el interior de la misma, en la zona de pernocta de Cabeza Rasa, en el término municipal de Hinojos (Huelva), han recibido el alta, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias este sábado.

En este sentido, las mismas fuentes han precisado que se trata de unos jóvenes de 18 y 22 años de edad que acudieron a las Urgencias del hospital San Juan de Dios de la localidad sevillana de Bormujos.

Como se recordará, la carriola, perteneciente a la Hermandad de Pilas (Sevilla), comenzó a arder este viernes a las 6,15 horas cuando, al parecer, una de las ocupantes se disponía a hacer café, momento en el que se empezaron a escuchar gritos de auxilio, según informó en una nota la Guardia Civil.

De los afectados, tres personas precisaron ingreso hospitalario, entre ellas un menor de edad y su madre, y otra persona con quemaduras graves, mientras que los otros cinco fueron atendidos por inhalación de humo, junto con uno de los agentes, y ya han sido dados de alta.

Los efectivos de la Guardia Civil, una vez en la carriola, intentaron sofocar las llamas, junto a otro agente que realizaba la peregrinación con la citada hermandad, dirigiéndose hacia la puerta trasera donde se encontraban algunos peregrinos apartando unos bidones para así poder evacuar a las personas que había en su interior y que pedían auxilio, teniendo los agentes que forzar su apertura, ya que ésta se encontraba atascada por una escalera que la había bloquedo.

Una vez abierta la puerta, salió del interior una gran cantidad de humo negro y rescataron a estas personas. Además, en las labores de extinción se tomaron precauciones para que una bombona de camping gas no llegara a explotar y pudiera provocar aún más daños.

La rápida actuación de los agentes de la Guardia Civil, la colaboración de peregrinos que se encontraban en el lugar y la asistencia sanitaria de la ONG Ayuda Sin Fronteras fue fundamental para el éxito de la actuación y poder salvar a estas personas.