Actualizado 12/06/2007 16:34 CET

Sevilla.- El PA iniciará una cuestación para pagar 3.000 euros si la juez no revoca la fianza en la querella de la Davis

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PA de Sevilla expuso hoy su intención de iniciar una cuestación popular para acometer el pago de una fianza de 3.000 euros impuesta por la titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Sevilla, Nieves Martínez, en el caso de que ésta finalmente no revoque esta cantidad impuesta para responder de las resultas del juicio en la querella interpuesta por los andalucistas por el caso de la cubierta de la Davis y la construcción del polideportivo de La Paz.

En rueda de prensa, el portavoz en funciones del Grupo municipal Andalucista, Agustín Villar, señaló que, con posterioridad a la presentación de la querella el pasado 16 de mayo, la juez dictó un auto el 31 de ese mismo mes en el que, entre otras cosas, se afirma que los hechos que resultan de las anteriores actuaciones "hacen presumir la posible existencia de una infracción penal", y que procede instruir diligencias previas.

No obstante, el juzgado establece que el particular querellante --Agustín Villar-- debe depositar una fianza de 3.000 euros en el plazo de diez días, resolución contra la cual los andalucistas han presentado en la mañana de hoy, último día para ello, un recurso de reforma para manifestar que la formación se presenta "no a título particular", sino de manera institucional, "como parte constituyente del Pleno y perjudicada por esta actuación del gobierno de la ciudad".

En el caso de que el juzgado decida no admitir el recurso, el PA, dado que "no dispone de recursos económicos" para afrontar este gasto, abriría una cuestación en la cuenta número 21030722810030027726 de la oficina de Unicaja de la calle Sierpes, "dirigida a los ciudadanos que quieran saber la verdad".

El portavoz en funciones andalucista recordó que la querella vino motivada por la "imposibilidad" de uso, dada su sustracción, de la cubierta de la copa Davis para su utilización en la construcción del pabellón polideportivo de la avenida de La Paz, así como por la existencia de dos actas de replanteo dentro del expediente de contratación, "una diciendo que era viable y la otra que no".