Sevilla.- Renuncian a sus cargos los cinco concejales del PSOE de Castilleja que mantenían sus competencias

Actualizado 18/06/2008 19:59:38 CET

CASTILLEJA DE LA CUESTA (SEVILLA), 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los cinco concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) que aún mantenían sus competencias han presentado su renuncia como delegados a la alcaldesa del municipio, la también socialista Carmen Tovar, una decisión que ha sido comunicada a la Ejecutiva Provincial socialista.

Según explicaron estos cinco concejales en un comunicado conjunto, hace unas semanas siete de los 12 concejales de Castilleja, que suponen la mayoría del grupo municipal socialista en dicho Ayuntamiento, presentaron un escrito a la alcaldesa pidiéndole la restitución de sus respectivos cargos de delegados de los concejales Juan Manuel Anguas Hernández y Carmen Herrera Coronil, de forma que si tal restitución no se producía, el resto de los concejales presentaría su dimisión.

De este modo, aseveraron que, "lejos de atender esta petición, la alcaldesa redujo las delegaciones de la concejala socialista Inmaculada Oliver García, dejándola tan sólo como responsable de Igualdad", explicando que "como quiera que tal restitución no se ha producido", los concejales José Correa Ramos --delegado de Salud y Consumo--; Rosa María Guillén Moruno --delegada de Infancia y Mayores--; David Muñoz Villaraviz --delegado de Educación--; Inmaculada Oliver García --delegada de Igualdad-- y Francisco Vega Garrido --delegado de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes-- han presentado la renuncia como delegados esta misma mañana.

La dimisión será efectiva a partir de hoy, aunque, con el objeto de garantizar la gobernabilidad del Ayuntamiento y que no se produzca vacío de poder, los cinco concejales se han puesto a disposición de la alcaldesa para informarle de todas las gestiones efectuadas en cada delegación y que no se vea afectada la atención vecinal.

CESES "ARBITRARIOS" POR PARTE DE TOVAR.

Los cinco concejales aseveraron que "los ceses de delegados se han venido produciendo sin explicación alguna, con total arbitrariedad y sin dar cuenta ni al grupo municipal socialista ni al partido", por lo que en la carta de renuncia los ediles "han querido poner de manifiesto el fondo de sus planteamientos, que no es otro que el desacuerdo con el proceder de la alcaldesa, no acorde con las normas del PSOE y la búsqueda de un verdadero trabajo de equipo que permitiera el enriquecimiento de las posiciones políticas con las que el PSOE se presentó y ganó las elecciones municipales en Castilleja".

Los concejales manifestaron que el comportamiento de los socialistas "debe quedar patente no sólo en los programas que defienden, sino en las formas en las que se ejerce el poder, que han de estar alejadas de las actitudes arbitrarias y autoritarias, la falta de respeto a los postulados democráticos y el incumplimiento sistemático de las normas democráticas del partido".

"El proceder de los socialistas en el ejercicio del poder debe estar basado en el talante democrático y la voluntad de servicio, más allá de las relaciones personales y de los intereses particulares", según prosiguieron, indicando que están a la espera de que se convoque la reunión del grupo municipal para cambiar al portavoz del grupo, el concejal Julio Borges.

Finalmente, pidieron "que se restituya la normalidad democrática en el seno del grupo socialista y del gobierno municipal de Castilleja", al tiempo que mostraron su confianza en que "impere el compañerismo entre personas que, se supone, comparten un mismo ideario político y una misma voluntad de servicio al pueblo".