Publicado 21/07/2021 17:40CET

Los taxistas acusados de impedir un mitin de Susana Díaz en San Juan (Sevilla) lo niegan y el PSOE ve "violencia"

Archivo - Protesta de taxistas ante el debate 'a cuatro' en TVE por elecciones andaluzas
Archivo - Protesta de taxistas ante el debate 'a cuatro' en TVE por elecciones andaluzas - CEDIDA - Archivo

La Fiscalía y el PSOE mantienen sus peticiones de multas e indemnización y la defensa descarta delito o que mediase un concierto

SEVILLA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número dos de Sevilla ha dejado este miércoles visto para sentencia, el juicio promovido contra los ocho taxistas procesados por los altercados acontecidos el 22 de noviembre de 2018 en el teatro Romero de San Juan de Aznalfarache, cuando el mismo iba a acoger un mitin de la entonces presidenta de la Junta de Andalucía y aspirante socialista a revalidar el cargo en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre de aquel año, Susana Díaz.

El juicio ha sido celebrado contra el responsable de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi Antonio Velarde y los también taxistas de dicha asociación M.A.V.R., J.F.T., J.A.R., F.L.M., C.B.M., J.L.R.G. y J.C.L.L., por un presunto delito de alteración del orden de acto electoral.

Según denunció en su momento el PSOE, poco antes del mitin que la entonces candidata socialista a revalidar la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tenía previsto celebrar en el teatro municipal de San Juan aquella noche del 22 de noviembre de 2018, unos taxistas "impidieron" el evento "al agolparse en la puerta, empujando a los asistentes, lanzando insultos y golpeando la puerta de cristal del teatro", llegando incluso a "cerrar el cordón de seguridad que el personal había establecido para la entrada de los asistentes al acto", con el resultado final de la suspensión del mismo.

La Fiscalía, en su escrito de acusación recogido por Europa Press, detalla que sobre las 19,15 horas del 22 de noviembre de 2018, los taxistas acusados se concertaron para "actuar conjuntamente" con varias decenas más de miembros de ese gremio y desplazarse hasta el Teatro Romero San Juan, de San Juan de Aznalfarache, donde la entonces candidata socialista a revalidar la presidencia de la Junta de Andalucía iba a celebrar a las 20,00 un acto electoral.

SUPUESTOS INSULTOS Y "PRESIONES"

Los encausados, según la Fiscalía, acudieron al citado teatro con el fin de hacer visibles determinadas reclamaciones profesionales y así "ejercer presión", posicionándose en la entrada exterior del recinto y el vestíbulo de acceso al anfiteatro "gritando, haciendo sonar bocinas" y profirieron "insultos" contra los organizadores y asistentes como, por ejemplo, 'eres el perrito de Susana'.

De esta manera, según la Fiscalía, llegaron "a obstaculizar" el paso a los asistentes y "lograron cortar finalmente el paso hasta la única puerta de entrada" que la organización había mantenido abierta para evitar el acceso a los alborotadores, "impidiendo por último la celebración del acto, que hubo de ser suspendido para evitar más incidentes".

Durante la sesión del juicio, Antonio Velarde, actual presidente de Solidaridad Hispalense del Taxi, ha explicado que acudió al mencionado mitin "para ver si podía hablar con Verónica Pérez, Miguel Ángel Vázquez o Juan Cornejo", todos ellos dirigentes del PSOE, al objeto de concertar "una reunión en la que analizar el problema del taxi".

Tras ello, ha alegado junto a los restantes encartados que las incidencias comenzaron cuando los miembros de la organización del acto, promovido por el PSOE, comenzaron a desalojar el teatro y solicitaron "algún tipo de acreditación para volver a entrar", extremo ante el cual protestaron muchas personas, "no sólo taxistas", según su versión.

LA DEFENSA ESGRIME IMÁGENES

Frente a las acusaciones de haber obstaculizado el acceso al salón del teatro, los ocho taxistas juzgados han alegado que quienes acudieron al acto debidamente acreditadas pudieron entrar, esgrimiendo su abogado defensor una fotografía que ha encuadrado en el momento de suspensión del evento, que reflejaba el patio de butacas casi lleno.

En paralelo, el letrado de los taxistas ha alegado que los vídeos difundidos acerca de los hechos muestran a muchas más personas además de los ocho acusados, personas cuya identidad no habría sido indagada, según el abogado, que detecta algo "forzado" en la instrucción del caso.

En ese sentido, recordaba que la investigación del caso ha corrido a cargo del Juzgado de Instrucción número ocho, comandado por Reyes Flores, instructora de los presuntos ataques y amenazas sufridos por conductores de vehículos de transporte concertado (VTC) a manos de taxistas y presuntas coacciones para acaparar la parada de taxis del aeropuerto, causa en la que figura la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, en calidad de investigada como persona jurídica.

En ese sentido, el abogado defensor ha esgrimido que en el atestado policial incluido en la causa figura que la tarde de los hechos, habrían sido "100 taxis" los que habrían partido desde el aeropuerto de Sevilla, sede de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, si bien en las inmediaciones del teatro municipal de San Juan habrían sido identificados 23 vehículos de tal condición tanto de Sevilla capital como diferentes localidades del Aljarafe.

"NO SIQUIERA UN ESCRACHE"

Así las cosas, el abogado defensor ha descartado que en los hechos medie un delito de alteración del orden en acto electoral, aludiendo a una protesta, que no fue "ni siguiera un escrache". Además, ha negado que los acusados orquestasen una acción conjunta para impedir la celebración del acto. "No hubo ni mando único, ni consignas únicas", ha defendido.

Ha testificado en el juicio el concejal socialista del Ayuntamiento de Sevilla Juan Antonio Barrionuevo, secretario de Coordinación del PSOE de Sevilla para el ámbito capitalino, quien como uno de los organizadores del mitin, ha admitido que cuando el acto fue suspendido había mucha gente en el patio de butacas del teatro.

Según Barrionuevo, los acusados "dificultaron el acceso a los demás" al acto, "golpearon en la puerta e increpaban a todos", con un "comportamiento violento" que obligó a suspender el mitin. Según su testimonio, durante los hechos, uno de los acusados al que "conocía del barrio" le presentó a un hombre al que identificó como "el presidente de los taxistas".

El fiscal, de su lado, ha considerado que la presencia de tantos taxistas "por casualidad" en un mitin "choca contra la lógica", sospechando de una "concentración dirigida para ejercer presión al PSOE y a su candidata"; manteniendo en sus conclusiones finales su petición de multas de 2.160 euros para cada uno de los acusados.

La acusación particular, ejercida por el PSOE, ha ratificado también su petición de sanciones por valor de 14.400 euros para cada uno de los acusados y una indemnización conjunta de 410 euros al partido.

Contador