Actualizado 12/08/2010 16:06 CET

El tiempo de permanencia en sala de espera y la información sobre los derechos, aspectos a mejorar en sanidad

La consejera de Salud andaluza, María Jesús Montero
EP

Como novedad, la Consejería ha incorporado datos sobre atención domiciliaria de Urgencias, con un 92,8% de satisfacción

SEVILLA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El tiempo de permanencia en sala de espera en atención primaria, así como la información sobre sus derechos y deberes sigue siendo aspectos a mejorar para los ciudadanos, según se desprende de los datos de la última encuesta de satisfacción de la sanidad pública que ha realizado el Instituto de Estudios Sociales Avanzados de Andalucía (IESA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y que ha presentado este jueves la consejera de Salud, María Jesús Montero.

En rueda de prensa, la consejera ha señalado que uno de cada dos usuarios no está satisfecho con el tiempo de espera, "por lo que tenemos que seguir trabajando en este ámbito" y ha explicado que el 71 por ciento de los entrevistados "que decía tener cita previa, afirma haber tenido que esperar un máximo de 15,3 minutos y los que no la tenían un máximo de 24,5 minutos".

Así, detalló que, en ese sentido, "de lo que se trata es de ajustar mejor la agenda, el periodo en el que los ciudadanos son atendidos por tramos horarios" e indicó que "tenemos que seguir articulando mecanismos que nos permitan mejorar", por lo que apuntó "que no hay otro modo que el dar un tiempo a los ciudadanos y que los tramos horarios sean más cortos y haya menos pacientes en cada uno de esos tramos".

En referencia al grado de conocimiento de sus derechos y deberes, la consejera aseguró que "sólo cuatro de cada diez ciudadanos, el 38,5 por ciento, dice conocerlos" y confesó que es un dato "significativo porque tenemos que incrementar que los ciudadanos sepan cuáles son los derechos que les asisten y por tanto que los puedan exigir cuando entiendan que son vulnerados".

Desde hace once años, la Administración sanitaria lleva a cabo este macrosondeo, en el que se han realizado más de 474.000 entrevistas a usuarios de la sanidad pública andaluza, de los que 39.497 corresponden a la encuesta de 2009, que han sido atendidos en 1.114 centros del territorio andaluz, entre hospitales, centros de especialidades y centros de atención primaria.

Sobre la atención primaria, el sondeo, en el que han participado 23.490 usuarios de 600 consultorios, 388 centros de salud y 87 consultorios auxiliares de las ocho provincias, muestra que el 93,2 por ciento de los usuarios recomendaría a su médico de familia o pediatra y el 91,4 por ciento su centro de salud, además de que el 90,6 por ciento está satisfecho con el servicio recibido, unos indicadores que experimentan un ligero incremento con respecto a 2008.

Otros aspectos con alta valoración de este nivel de asistencia son la atención domiciliaria que prestan enfermeras y médicos con un 97,8 y 96,8 por ciento, respectivamente, que también han incrementado con respecto al año pasado. Le siguen la confidencialidad de los datos clínicos (96,4%), la satisfacción con la información del médico o enfermera (96% y 95,2%), el grado de intimidad durante la consulta (95,2%) y el respeto con el que se le ha tratado (95,2%).

En cuanto a los profesionales de atención primaria, todos obtienen valoraciones altas, y también destaca el crecimiento experimentado en el indicador referido a la facilidad del ciudadano para comunicarse con el centro gracias a la extensión de la cita previa a través del teléfono único de Salud Responde, la posibilidad de realizar este trámite a través de Internet desde las páginas web de la Consejería de Salud o del Servicio Andaluz de Salud o con un SMS desde el teléfono móvil.

Este parámetro alcanza el 82 por ciento, lo que supone un crecimiento del 4,1 por ciento con respecto a los datos de 2008 y del 33,7 por ciento en comparación con el año 2000. En este sentido, Montero aseguró que las citas por internet "no llegan a sustituir al teléfono" e informó que quienes acuden a este procedimiento "suelen ser trabajadores de entre 35 y 50 años, mayoritariamente hombres y que realizan la cita a partir de las 20,00 horas de lunes a viernes y los fines de semana".

Además, nueve de cada diez usuarios dicen estar satisfechos con el tiempo que le ha dedicado su médico y el 92,3 por ciento obtuvo la cita previa para el día que quería, mientras que el 91,8 por ciento muestran su satisfacción con los horarios de atención al centro.

ESPECIALISTAS Y ATENCIÓN DOMICILIARIA

Para conocer la satisfacción con las consultas de especialidades, IESA ha entrevistado en 2009 a 15.600 usuarios, entre pacientes y acompañantes, en 30 hospitales y nueve centros periféricos de especialidades.

En general, los indicadores en atención especializada han incrementado con respecto a 2008 y ocho de estos obtienen más del 90 por ciento de usuarios satisfechos, entre los que se encuentran la información sobre los tratamientos (92,1%), el respeto a la intimidad del paciente (91%) y la confidencialidad de los datos clínicos (90,8%).

También es alta la valoración sobre los profesionales, al igual que la referida a cuestiones organizativas, mientras que seis de cada diez valora la posibilidad de opinar sobre los tratamientos y siete de cada diez la comodidad del centro. De la misma se desprende también que el 95,8 por ciento de los usuarios considera que no falta ninguna prestación o servicio importante en el centro de especialidades donde han sido atendidos.

Como novedad este año, la Consejería ha incorporado las encuestas de satisfacción a la atención domiciliaria de Urgencias, una iniciativa que se ha realizado como proyecto piloto en el Distrito Sanitario Sevilla con el fin de que detecte las áreas de necesidad de mejora y sirva como herramienta para avanzar en este servicio, con un total de 407 entrevistas telefónicas.

Los resultados reflejan que el 92,8 por ciento de los usuarios del están satisfechos con la atención recibida, que al 93,3 por ciento se le ha resuelto su problema de salud y que al 91,9 por ciento le ha resultado fácil contactar con los servicios de urgencias. Por su parte, el 92,7 por ciento también ha asegurado que el servicio cumplió sus expectativas.

Además, nueve de cada diez usuarios valoran la preparación y cualificación de los profesionales, el material y equipos empleados, así como el estado de la ambulancia y su comodidad. Siete de cada diez destacan la rapidez en la llegada a su domicilio del dispositivo, "con un tiempo medio inferior a los once minutos en los casos en los que peligra la vida del paciente", indicó la consejera de Salud.

Con respecto a la vía de solicitud de la atención urgente, el 28,5 por ciento de los usuarios llamó al 112, mientras que el 24,8 por ciento marcó el 061, el 21,1 por ciento el número de su centro de salud, el 6,9 por ciento el teléfono de Salud Responde y el dos por ciento utilizó el dispositivo de Teleasistencia instalado en su domicilio.

En este sentido, del total de estas personas, un 75,4 por ciento asegura que conocía previamente cómo funcionan las urgencias y sabía dónde tenía que llamar para solicitar atención sanitaria.

Para leer más